Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil registra el Ayuntamiento de Navajas, en Castellón

La investigación está relacionada con la gestión del anterior equipo de gobierno, del PP

Plaza de Navajas, en Castellón, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Plaza de Navajas, en Castellón, en una imagen de archivo.

El ansiado “regreso a la calma” tras años “convulsos” al que apelaba hace escasos meses en una entrevista con EL PAÍS la alcaldesa de Navajas (Castellón), Patricia Plantado, se resiste. Como prueba, el registro que este martes han llevado a cabo agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en el ayuntamiento de esta localidad de apenas 700 habitantes. El Juzgado de Instrucción 1 de Segorbe investiga presuntas irregularidades contables en el consistorio de Navajas en el marco de la causa judicial abierta en 2016 por presuntos delitos de prevaricación, malversación, fraude y exacciones ilegales.

Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), en la misma tienen condición de investigados el exalcalde y el exsecretario municipal de Navajas, José Vicente Torres (PP) y Antonio Paredes, respectivamente. En el caso concreto de Torres, el mismo juzgado segorbino le investiga por un presunto delito de prevaricación por falsear la contabilidad del municipio para obtener subvenciones.

Con motivo de la investigación, el instructor ha autorizado este martes a agentes de la Guardia Civil de la Vall d’Uixó a acudir a las dependencias municipales para llevarse documentación contable del periodo investigado: 2013-2017. Doce horas después, el registro sigue, como confirma a EL PAÍS la propia alcaldesa, Patricia Plantado. Maestra de profesión, se disponía a iniciar su jornada laboral cuando el personal administrativo municipal le ha alertado de la presencia de los agentes. “No teníamos ni idea, pero desde que entramos en el gobierno hemos ido denunciando a la Fiscalía y al Tribunal de Cuentas todo lo que nos hemos ido encontrando del anterior gobierno, y son cosas que antes o después tienen que pasar; esperamos que sea por el bien de Navajas”, explica. Afirma que toda la documentación requerida por la Guardia Civil es de tipo contable y que tanto los concejales del ejecutivo local como el personal administrativo están colaborando “en todo momento, revisando los expedientes y aportando información”.

Recientemente el Tribunal de Cuentas ha obligado a pagar 14.570 euros al exsecretario municipal Antonio Paredes como reintegro de las transferencias que habría hecho a su propia cuenta personal sin “ninguna justificación desde la cuenta bancaria del consistorio”, a raíz de una denuncia del equipo de gobierno que lidera Patricia Plantado, de Alternativa por Navajas. Fue en febrero de 2017 cuando el ayuntamiento interpuso la querella contra el que fuera su secretario e interventor durante dos décadas, hasta su cese en septiembre de 2016.

En la denuncia presentada ante la Fiscalía de Castellón se apelaba a las transferencias que Paredes hacía a su cuenta “sin ningún tipo de concepto”, a los “adelantos de nómina que luego no se descontaba de su salario a final de mes”; nóminas, dietas o desplazamientos duplicados “o el cobro irregular del finiquito -de 6.505,58 euros- a su salida”. Se le acusaba de un presunto delito de malversación, falsedad en documento público, estafa y usurpación de funciones públicas. Y es que, según la denuncia, el exsecretario tramitó un expediente “sin el conocimiento, ni autorización, ni la firma de la alcaldesa, aunque encabezado con el nombre de ella”. Supuestamente, fue el ahora investigado quien firmó la documentación usurpando las funciones de alcaldía.

Dicha causa se sumaba así a las ya abiertas en los juzgados contra Antonio Paredes y el propio exalcalde, José Vicente Torres, por diligencias preliminares por la denuncia que realizó el Tribunal de Cuentas a raíz del informe de la Sindicatura.

Precisamente ahora también se investiga un posible descubierto producido en los fondos públicos del consistorio como consecuencia de las posibles "irregularidades" que se habrían cometido al justificar dietas y kilometraje cuando era alcalde Torres.

El exdirigente ocupó la alcaldía de Navajas desde 1999 a 2014, cuando dimitió tras perder el apoyo de su equipo de gobierno. Previamente había sido suspendido de militancia por su partido, después de conocerse que estaba imputado por un juzgado de Segorbe por haber quebrantado una condena que pesaba sobre él y que le inhabilitaba para cargo público.

En la primavera de 2015 el movimiento asambleario vecinal Alternativa por Navajas se presentó a las elecciones, desbancando al Partido Popular tras cinco legislaturas consecutivas en el poder.

La irrupción este martes de los agentes de la UCO de la Guardia Civil ha vuelto a sacudir los cimientos de este pequeño –y por otro lado acostumbrado a los sobresaltos- ayuntamiento. La tranquilidad de este pueblo de la comarca del Alto Palancia se ha quebrado hoy, como lo ha hecho en los últimos años a golpe de denuncias y apertura de investigaciones judiciales. Navajas vuelve a estar en el foco mediático, igual que en 2015, cuando fue declarado el segundo municipio más endeudado de España. Y a alejarse del deseo de calma al que se aferran sus vecinos.

Más información