Colau exige a Airbnb retirar otros 2.500 pisos turísticos

El Consistorio ha obligado a retirar 4.000 anuncios de pisos, durante el último año, a la plataforma de alquiler turístico

Protesta contra Airbnb en Barcelona.
Protesta contra Airbnb en Barcelona.G. Battista

El Ayuntamiento de Barcelona exigió ayer a la plataforma de alquiler de pisos turísticos Airbnb la retirada de 2.577 pisos turísticos ilegales que publicita en su web. La cuarta teniente de alcalde, Janet Sanz, recordó que el pasado julio el gobierno de Ada Colau pidió a la plataforma la retirada de un millar de pisos, que desaparecieron de la aplicación. Posteriormente, la administración municipal realizó la misma exigencia con otros 500 apartamentos turísticos. En total, el Consistorio barcelonés ha pedido la retirada de 4.077 pisos a la plataforma.

La intención del Consistorio, según Janet Sanz, es que la Airbnb “deje a cero” el número de pisos turísticos ilegales publicados en su web. El concejal de turismo, Agustí Colom, aseguró ayer que la predisposición de la plataforma es buena y el gobierno municipal se reunirá la próxima semana con los responsables, que han asegurado que están introduciendo modificaciones tecnológicas en la web para evitar que se publiciten pisos sin licencia.

Colom subrayó que, desde que pusieron en marcha el plan de choque contra pisos turísticos ilegales, estos se han reducido de entre 6.000 y 7.000 pisos ilegales a unos 3.000, mientras que se mantienen unos 9.600 legales.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS