_
_
_
_

Un foro empresarial pide a Competencia que investigue la cesión a Ifema del Palacio de Congresos de la Castellana

Reclama un concurso público que dé transparencia a la reapertura del espacio, cerrado en 2012

J. A. Aunión
Fachada del Palacio de Congresos del paseo de la Castellana.
Fachada del Palacio de Congresos del paseo de la Castellana.carlos rosillo

La asociación Madrid Foro Empresarial (que reúne a 300 compañías de la región) ha solicitado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que investigue la concesión sin concurso del Palacio de Congresos de la Castellana a Ifema, empresa pública controlada por el Ayuntamiento y la Comunidad que se quedará de ese modo con todos los grandes espacios de este tipo de la capital. La cesión directa, anunciada pero aún no firmada, es legal, admiten los empresarios, pero el foro reclama un concurso público transparente —como había anunciado en 2015 el dueño del palacio, el Ministerio de Industria— y defiende las bondades que tendría la competencia entre Ifema y otro operador en el palacio de congresos. Sea quien sea quien reabra el edificio —cerrado hace seis años por falta de medidas de seguridad— tendrá que invertir antes más de 50 millones de euros en su rehabilitación.

Más información
Ifema invertirá entre 50 y 60 millones en recuperar el Palacio de Congresos
Carmena quiere ceder a Ifema la gestión del Palacio de Congresos

El pasado mes de febrero, el ministro de Industria, Álvaro Nadal; la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena; y la todavía entonces presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, anunciaron que Ifema gestionará por un periodo de 50 años el Palacio de Congreso de la Castellana, un espacio de 40.000 metros cuadrados en el número 99 del paseo sobre el despliega el corazón empresarial de la ciudad y que además acogerá la sede la Organización Mundial del Turismo. Pero antes de hacerlo, el consorcio controlado mayoritariamente por el Ayuntamiento y la Comunidad (con un 31% de las acciones cada uno) deberá invertir entre 50 y 60 millones de euros en reformarlo.

Aparte de un auditorio que lleva inutilizado por un incendio que se produjo en el inmueble hace más de 20 años, las obras deberán solventar los graves fallos de seguridad que detectó una inspección hecho en 2012; muy poco tiempo después de la tragedia del Madrid Arena en la que murieron cinco jóvenes en una fiesta en un recinto municipal. Esas deficiencias llevaron en diciembre de 2012 a un cierre del palacio que en principio se anunció como provisional, pero que se mantuvo en el tiempo porque el coste de los arreglos —calculado entonces en unos 80 millones— era inasumible para Turespaña, el organismo estatal de turismo dependiente del Ministerio de Industria responsable de espacio.

Por eso, en 2015 el Ministerio de Industria reconoció que su intención era sacar a concurso público la gestión del palacio; la concesionaria se haría cargo de la rehabilitación del edificio. Pero ahora, han cambiado de opinión y se han decantado por la concesión directa a Ifema, algo que hace posible el hecho de que el consorcio madrileño es una empresa del sector público al estar controlada mayoritariamente por Ayuntamiento y Comunidad.

Madrid Foro Empresarial no entiende ese cambio de criterio. Y más teniendo en cuenta que grandes operadores internacionales se habían interesado por el proceso. Por ejemplo, el grupo francés GL Events —que tiene 3.900 empleados en 20 países de todo el mundo y gestiona 40 espacios de congresos, entre ellos, el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB)— tenía preparada una oferta en firme.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Madrid Foro Empresarial ha recurrido a la CNMC para que garantice el buen funcionamiento de los mercados basado en la transparencia y fomentando la libre competencia. Queremos que exista una competencia efectiva en el caso del Palacio de Congresos de la Castellana y en todos los sectores productivos", explica Hilario Alfaro, presidente del foro de empresarios.

Ifema también está a punto de firmar con el Ayuntamiento de Madrid la cesión del otro gran centro de este tipo que existe en la capital, el Palacio Municipal de Congresos que se encuentra a apenas unos metros de la sede de Ifema en el recinto ferial ubicado junto al parque Juan Carlos I. Ifema pasará a controlar, una vez culminen ambas cesiones, los tres grandes espacios dedicados a la celebración de congresos en la capital, lo que supondría una situación muy cercana al monopolio, según el foro, que reclama a la CNMC que abra una investigación sobre el asunto y emita las recomendaciones que crea necesarias.

El ministerio que dirige Álvaro Nadal no ha respondido a este periódico sobre las razones por las que se ha descartado el concurso público y se ha optado por la cesión a Ifema. Sí ha contestado una portavoz sobre las negociaciones del acuerdo: “Se sigue avanzando para darle un nuevo uso al Palacio de Exposiciones y Congresos de Madrid. Hay que coordinar a tres administraciones e Ifema. Hay que gestionar la necesidad de permisos municipales, autorizaciones autonómicas y del Gobierno. Desde que se hiciera público, se han repetido los contactos y se sigue trabajando a nivel técnico”, dice en una contestación por correo electrónico.

Dos auditorios y un Miró

El Palacio de Exposiciones y Congresos de Madrid —en el número 99 del paseo de la Castellana, frente al estadio Santiago Bernabéu y al complejo financiero de Azca—, construido en 1970, es reconocible, sobre todo, por el enorme mural de su fachada, diseñado por Joan Miró y ejecutado por el ceramista Joan Gardy Artigas. Esta obra es, por supuesto, patrimonio protegido, pero en realidad todo el edificio goza desde 2004 de protección. 
Esto condicionará sin duda la reforma que está estudiando ya Ifema para reabrir el espacio. Esta durará unos 12 meses, una vez que empiecen las obras, para lo cual falta todavía un tiempo indeterminado hasta que firme la concesión y se obtengan todos los permisos. Un portavoz de Ifema explica que los 55 o 60 millones de euros iniciales de inversión para esta rehabilitación podrían subir hasta los 70 millones a lo largo de los 50 años de concesión previstos.

El palacio tendrá dos auditorios (incluido el que lleva más de 20 años inutilizado) que sumarán cerca de 2.000 butacas, espacios en halls y varias salas para albergar unas 1.000 personas, además de 400 plazas de aparcamiento.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

J. A. Aunión
Reportero de El País Semanal. Especializado en información educativa durante más de una década, también ha trabajado para las secciones de Local-Madrid, Reportajes, Cultura y EL PAÍS_LAB, el equipo del diario dedicado a experimentar con nuevos formatos.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_