Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boya (CUP) afirma que reinvindicará el referéndum ante el juez Llarena

La exdiputada augura que, si entra en prisión, solo saldrá en libertad en una Cataluña independiente

La exdiputada de la CUP, Mireya Boya, este lunes. ATLAS

La expresidenta del grupo de la CUP en el Parlament, Mireia Boya, declarará este miércoles ante el juez Pablo Llarena que el derecho de autodeterminación y “aplicar un programa electoral no es delito”. Boya, que está citada en el Tribunal Supremo por un presunto delito de rebelión, ha afirmado este lunes que “asume los riesgos” de sus actos políticos durante el procés y augura que, si Llarena decreta prisión preventiva para ella, solo saldrá de la cárcel en un hipotético Estado catalán.

El juez Llarena citó el pasado 22 de diciembre a Boya y otros dirigentes políticos independentistas como el expresident Artur Mas o Marta Rovira (ERC) por tener una “participación principal y destacada” en la organización del referéndum independentista del 1 de octubre del año pasado. En una comparecencia en el Colegio de Abogados de Lleida, Boya ha tachado el atestado de la Guardia Civil de "interesado, parcial" y de "literatura pura". La exdiputada anticapitalista ha sostenido que “la única violencia” que se ejerció fue la de la policía durante el referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional. “A esto se le llama derecho penal del enemigo”, ha asegurado.

Para la exdiputada, una de las 28 personas investigadas por el procés, las anteriores declaraciones de los exmiembros del Govern y los líderes soberanistas demuestran que “no sirve de nada abjurar de la ideología propia para evitar la prisión”. Por esto motivo, Boya contestará las preguntas de Llarena “sin miedo” y “reivindicando” el resultado de la votación a favor de la independencia. “Cuanto más perdón pedimos, más nos maltratan y más alta es la represión”, ha añadido.

Boya, cuyo partido no reconoce la justicia española, ha detallado que decide declarar ante el Supremo para defender el derecho de autodeterminación, el programa electoral de la CUP y para “denunciar” que la causa judicial es “política” y busca “criminalizar” a todo el movimiento independentista.

La CUP no desvela la estrategia de Gabriel

Llarena sitúa a Boya como un miembro del llamado comité organizativo del procés, descrito en el documento Enfocats, desde el que, supuestamente, trabajó para “idear y pergeñar el proceso de ruptura”. La exdiputada considera que la causa judicial del procés carece de garantías, que se le juzga por lo que piensa y que la citación es una amenaza que condiciona lo que pueda hacer en el futuro.

Boya no ha revelado cuál será su estrategia de defensa ni si responderá a las preguntas de la Fiscalía. El diputado de la CUP, Vidal Aragonès, tampoco ha desvelado cuál será la decisión de Anna Gabriel, citada en la misma causa la próxima semana. Su estrategia se dará a conocer esa misma semana en una rueda de prensa. Boya ha explicado que si el hecho de que no se haya formado un Govern influye en que pueda ser enviada a prisión, “se demostrará que la separación de poderes no existe”. En ese caso, la exdiputada confía en que todos los partidos políticos que “defienden la democracia” y que consideran que el proceso judicial “vulnera el Estado de derecho” sabrán responder, ha dicho, con una “estrategia coordinada”.

Más información