Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras da por imposible un Gobierno “efectivo” de Puigdemont

El líder de ERC dice que no ha perdido sus derechos como diputado pero aclara que "no le corresponde" liderar la Generalitat

Manifestación para protestar por los cien días del encarcelamiento de Oriol Junqueras.
Manifestación para protestar por los cien días del encarcelamiento de Oriol Junqueras. AP

El líder de ERC y exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, en prisión preventiva desde hace 103 días por un presunto delito de rebelión, ve imposible un Govern “efectivo” de Carles Puigdemont desde Bruselas. Su partido trató ayer de compatibilizar estas declaraciones con su apuesta para que el expresident revalide el cargo, diciendo que Junqueras sólo describe las dificultades. ERC y Junts per Catalunya retomaron ayer las negociaciones para un pacto.

Junqueras concedió una entrevista por carta a El Programa de Ana Rosade Telecinco, conocida ayer, en la que subrayaba que el Estado no permitirá que se gobierne la Generalitat desde Bruselas. “El problema no es si se puede o no. El problema es si sería una presidencia efectiva. Y es obvio que el Estado español jamás permitiría que fuera efectiva. Ahí radica el problema”, escribió el líder de ERC. Sergi Sabrià, portavoz de los republicanos, reveló ayer que las preguntas fueron respondidas por Junqueras a mediados de enero, es decir, antes del pleno de investidura del día 30 que quedó aplazado por decisión del presidente del Parlament, Roger Torrent.

Sabrià intentó compatibilizar las declaraciones de su líder recluido en la prisión madrileña de Estremera con la defensa de ERC de que Puigdemont revalide el cargo. “Todos sabéis que solo tenemos un candidato, Puigdemont, y esta es nuestra posición actual. No valoramos otras”, dijo el portavoz. Sabrià opinó que Junqueras no cuestiona que el expresident huido de la justicia española en Bruselas deba revalidar el cargo sino que pone de relieve las dificultades que tendría para ejercer.

Pese a la defensa de Puigdemont, desde ERC continúan con el hermetismo sobre las negociaciones con Junts per Catalunya para lograr cumplir el objetivo de “restituir” el Govern que fue cesado por la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Sabrià evitó pronunciarse sobre la decisión unilateral de Junts per Catalunya de iniciar el pasado viernes el trámite parlamentario para cambiar la Ley de la Presidencia de la Generalitat, incluyendo la posibilidad de una investidura telemática. Una propuesta que es un traje a medida para el expresident.

Los republicanos, que en privado recelan del cambio legal, argumentan que el movimiento de Junts per Catalunya no forma parte del “acuerdo global” que está sobre la mesa y cuyas conversaciones se reemprendieron ayer. Sabrià también declinó poner una fecha límite para finalizar las negociaciones con las otras formaciones independentistas, pero se mostró confiado en poder llegar a un acuerdo.

Junts per Catalunya también quiere promover una reforma del reglamento del Parlament para incluir la vía de investidura telemática, para lo que necesita activar la comisión correspondiente. La Mesa de la Cámara catalana, que se reúne hoy, ha de abordar en algún momento ambas propuestas. Sabrià no explicó si los dos representantes republicanos en el órgano rector del legislativo catalán (Torrent y la secretaria Alba Vergès) apoyarán los cambios.

El PSC denunció la semana pasada que no se pueden crear las comisiones que saquen adelante ambas modificaciones porque el propio reglamento las define como comisiones parlamentarias. Por tanto, solo se constituyen oficialmente después de ser elegido el presidente de la Generalitat. Desde Junts per Catalunya aseguran que la reforma del reglamento no tiene relación con la actividad del Ejecutivo y que por tanto se podría activar al igual que otras comisiones que ya se han puesto en marcha, como la del Síndic de Greuges, el Defensor del Pueblo de Cataluña.

Sabrià recordó ayer que Esquerra entiende que el acuerdo de legislatura tiene cuatro piezas: el reconocimiento de la “legitimidad” de Carles Puigdemont; un debate de investidura efectivo; un plan de Gobierno y la composición del Ejecutivo catalán. “Tienen que estar todas las piezas, no solo la investidura”, insistió el portavoz de los republicanos.

El liderazgo de Rovira

En la entrevista al programa de Telecinco, Junqueras también aseguró que descarta ser candidato a la Generalitat si bien potencialmente lo podría ser: “Yo no he perdido mis derechos, que se sepa. Los tengo todos. O sea que [ser un candidato] válido, seguro. Pero, dicho esto, pienso que de entrada no me corresponde. En cualquier caso, la prioridad, a mi entender, debe ser siempre recuperar el Govern”, escribió.

El programa matinal aseguró que el exvicepresidente había apuntado a la secretaria general de su formación, Marta Rovira, como posible candidata a presidir el Govern. Sin embargo, Sabrià desmintió este extremo y sostuvo que la mención a Rovira fue sacada de contexto. “La pregunta plantea el papel de Carles Mundó y Marta Rovira dentro de Esquerra Republicana. Y es ahí donde Junqueras ha dicho que Rovira en una gigante”, especificó Sabrià.

El líder de ERC tampoco descartó renunciar a su escaño en el Parlament si fuera necesario: “Siempre he estado dispuesto a todas las renuncias en beneficio del proyecto colectivo”, dijo. Junqueras aprovechó para afear que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya declinado reunirse con Roger Torrent pese a que éste le envió una carta pidiendo el encuentro. “Ese diálogo no llega porque el Estado español lo rehuye”, afirmó.

Más información