Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno valenciano destituye al secretario autonómico de Medio Ambiente

Àlvaro ha defendido el sistema de reciclaje de envases SDDR, que la Generalitat no ha llegado a implantar

La consejera Elena Cebrián, en el centro, y a la derecha, con gafas, Julià Àlvaro, este lunes.
La consejera Elena Cebrián, en el centro, y a la derecha, con gafas, Julià Àlvaro, este lunes.

El Gobierno valenciano ha destituido a Julià Àlvaro como secretario autonómico de Medio Ambiente. Àlvaro es coportavoz de Verds-Equo, uno de las tres partidos que forman parte de Compromís, y su salida acarreará una crisis en la coalición. El pronóstico sobre su intensidad varía, sin embargo, según la fuente a la que se pregunte.

Àlvaro ha mantenido un largo enfrentamiento con la consejera de de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, que fue nombrada a propuesta de Compromís. La principal fuente de conflicto, aunque no la única, ha sido la política de reciclaje, y más en concreto el proyecto de SDDR, el Sistema de Depósito, Devolución y Retorno.

El sistema, que funciona en varios países europeos, consiste en que determinados recipientes, principalmente de bebidas, se introducen en máquinas que dan a cambio unas monedas. El modelo, planteado como una forma de reducir el abandono de envases, ha sido rechazado de plano por el mundo empresarial, que lo considera poco eficaz, caro y redudante con el actual sistema de reciclaje.

Àlvaro ha intentado implantar desde el inicio de la legislatura el SDDR, un sistema que no convencía a los socialistas, socios de gobierno en la Generalitat de Compromís. Y que también ha generado discrepancias en el seno de esta última coalición.

Fran Quesada, otro ecologista para sustituir a Àlvaro

El relevo de Julià Àlvaro como secretario autonómico de Medio Ambiente será Fran Quesada, miembro también de Verds-Equo, maestro de profesión, concejal de Compromís en Ontinyent y activista ecologista de larga trayectoria. La vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, ha destacado su experiencia en la gestión municipal. Su nombramiento permite mantener la cuota de Verds-Equo en el Consell.

La también portavoz de la Generalitat ha insistido en que el cambio de número dos de la consejería persigue dar un "nuevo impulso" a las políticas ambientales en ámbitos como el cambio climático, la protección de espacios naturales y la finalización del plan integral de residuos, donde continúa figurando el SDDR.

La vicepresidenta de la Generalitat y líder de Compromís, Mònica Oltra, ha afirmado este viernes tras anunciar oficialmente el relevo de Àlvaro, que el SDDR "no se ha descartado nunca. Otra cosa son los tiempos, los ritmos. Es una parte de la gestión de residuos, no la más grande o la de más peso".

Fernando Rodrigo, miembro de Verds-Equo, cercano políticamente a Àlvaro y jefe de gabinete de Medio Ambiente hasta que fue destituido por Cebrián hace un año, señala, por su parte, que tanto su salida, como la del director general de Vaersa, Vicent Garcia, el verano pasado, como la comunicación, no materializada, de la destitución de otros dos directores generales en las últimas semanas ha coincidido cronológicamente con decisiones de los afectados relacionadas con la implantación del SDDR. "Hemos dado la batalla contra fuerzas poderosísimas y al final han doblegado a una parte de Compromís", afirma Rodrigo.

Cebrián, señalan varias fuentes, iba a ser nombrada inicialmente directora general de una consejería que dentro del reparto de áreas quedaba en el ámbito de influencia de Verds-Equo. La distribución  paritaria de los departamentos condujo, sin embargo, a su nombramiento como consejera, mientras que Àlvaro quedaba en el segundo escalón. La visión crítica sobre la gestión de este afirma que en la práctica actuó como si fuera él el consejero, boicotó a la titular de la cartera y se apoyó en el grupo parlamentario de Podemos en las Cortes. La más favorable mantiene que defendió las posturas transformadoras frente a la tendencia más moderada de Cebrián, además de en el SDDR, en la reversión de las privatizaciones del agua, el veto a los transgénicos agroquímicos o la construcción del centro comercial Puerto Mediterráneo.

Crisis en Compromís

El PP ha celebrado la destitución de Àlvaro, al que ha acusado de desarrollar una "gestión nefasta". Podemos ha destacado su "sintonía política" con el cesado. Y el portavoz de Equo en el Congreso, Juantxo López de Uralde ha afirmado que su salida demuestra que las políticas ambientales "no son una verdadera prioridad" para la Generalitat.

Rodrigo cree que la crisis puede provocar la salida de Verds-Equo de Compromís. Una posibilidad que fuentes de la coalición cercanas a la vicepresidenta de la Generalitat descartan.