Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento avisa de que Cataluña crecerá a un ritmo menor a causa de la crisis política

La patronal recuerda que, hasta octubre, la economía catalana crecía cuatro décimas por encima de la española

El presidente de Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà, en una imagen de archivo.
El presidente de Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà, en una imagen de archivo.

La economía crecerá en Cataluña este 2017, aunque lo hará a un ritmo menor del que se preveía a principios de año. La patronal catalana Fomento del Trabajo Nacional ha presentado este martes su Informe de Coyuntura Económica, en el que asegura que la economía catalana, que a lo largo del año ha acumulado crecimientos por encima de la media española, terminará el año equiparando su impulso al de la media de España. La causa de ello es la crisis política, que en los últimos dos meses ha hecho bajar indicadores como el turismo o el comercio al por menor. Fomento ha alertado de que la tensión política, de persistir, tendrá consecuencias también en el futuro, con una contracción del PIB catalán entre tres décimas y 2,5 puntos porcentuales desde 2017 hasta 2019.

Hasta el tercer trimestre del año, la economía catalana crecía a un ritmo interanual del 3,5%, mientras que la española en su conjunto lo hacía al 3,1%. Según Fomento, esta diferencia puede desaparecer a finales de año a causa de la incertidumbre política. Además, tanto los datos sobre el turismo, sobre el comercio y sobre creación de empleo han sido peores en el último trimestre del año. El paro creció tanto en octubre como en noviembre. La producción industrial también cayó en octubre y se situó al mismo nivel que en el resto del Estado, según Fomento.

Por todo ello, el director del área de Economía, Salvador Guillermo, ha pedido que el escenario político posterior a las elecciones del 21 de diciembre “favorezca la gobernabilidad”. Los responsables de Fomento han avisado de que hay decisiones de inversión en Cataluña que están a la espera de que termine la inestabilidad política, y Guillermo ha añadido que no se descarta una repetición de las elecciones si la tensión persiste.

La patronal catalana también ha reaccionado al cálculo difundido por la Generalitat sobre el déficit fiscal de Cataluña con la Administración central, que cifra en 16.570 millones de euros en 2014. Fomento ha reclamado que el Gobierno plantee “cuanto antes” un nuevo sistema de financiación, y se ha remitido a la petición que la patronal ha hecho en los últimos años para conseguir un pacto fiscal en Cataluña.

El crecimiento económico de los últimos trimestres es el mejor escenario, en opinión de los sindicatos mayoritarios, para revertir los efectos de la crisis y aumentar los salarios de los trabajadores. Hoy la patronal catalana se ha mostrado abierta a que las empresas emprendan una recuperación salarial, pero ha avisado de que tiene que hacerse “con moderación” para no poner en peligro el crecimiento económico ni la creación de empleo.