Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados 90 cráneos en un solar de la calle de Atocha

Las primeras hipótesis apuntan a que pueden proceder de la limpieza de tumbas de la iglesia de los Desamparados, situada en una parcela contigua

Osario encontrado en la calle de Atocha. Ampliar foto
Osario encontrado en la calle de Atocha.

Los trabajadores de una obra de construcción de un teatro en un solar del número 87 de la calle Atocha (Madrid) se han topado con un sorprendente hallazgo: una fosa con 90 cráneos y restos de huesos, según informa Europa Press. El solar pertenece a la sociedad Cervantina que está construyendo allí un teatro y un centro cultural. La directora general de Patrimonio, Paloma Sobrini, explica que están trabajando con la teoría de que sean restos procedentes de una limpieza de huesos de las tumbas de la iglesia contigua de los Desamparados, denominada monda. El vaciado se realizaba cuando se llenaban los enterramientos. El templo se construyó en el XVII, por lo que las primeras hipótesis apuntan a que los huesos sean de fechas posteriores.

Al tratarse de un terreno situado en un conjunto histórico de Madrid de protección especial, es necesario que las obras cuenten con la asistencia de un arqueólogo. De esta forma, se pueden recuperar, como ha ocurrido en este caso, los vestigios que aparezcan con todas las garantías.

Los restos se han puesto en manos de un antropólogo, que está investigando sus características. "Se trata de conocer si los fallecimientos se produjeron por muerte natural, si se trata de mujeres, niños...", explica Sobrini. Cuando finalice el estudio, se enviarán al Museo Arqueológico regional. La directora general recuerda que en esta parcela se encontraba la imprenta de Juan de la Cuesta, de donde salió la primera edición del Quijote en 1605. Además, en su extremo norte ha aparecido también un refugio de la Guerra Civil, que también se ha estudiado y documentado. 

"No es la primera vez que pasa, pero nos ha sorprendido por sus dimensiones", mantiene Sobrini. Al mismo tiempo aclara que los propietarios podrán continuar con los trabajos, una vez finalice el estudio.

Más información