Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PDeCat renuncia a la unilateralidad para intentar ampliar su base electoral

La coordinadora general del partido, Marta Pascal, confirma que negocian con ERC incluir en el programa “la negociación bilateral con el Estado”, sin renunciar a la independencia

Marta Pascal, junto Artur Mas, durante el consell nacional del PDeCAT.
Marta Pascal, junto Artur Mas, durante el consell nacional del PDeCAT. EFE

El PDeCAT y ERC han decidido renunciar a la vía unilateral para declarar la independencia tras constatar que esta ha sido una vía muerta que ha acabado sin una proclamación efectiva de la prometida República catalana, con la suspensión del autogobierno, medio Govern huido en Bruselas y el otro medio en prisión. Ante este panorama los principales partidos independentistas buscan ahora “ganar tiempo” y así intentar ampliar su base electoral, sin renunciar a conseguir la secesión. “En la fase que estamos del procés nos toca buscar otras formas de tirar adelante”, ha admitido la coordinadora general del partido, Marta Pascal, en una entrevista en la cadena SER.

Pascal ha confirmado que su partido ya no está "en la pantalla" de la unilateralidad y que está negociando con ERC un “borrador” de acuerdo de programa electoral que incluye “la negociación bilateral con el Estado” para lograr la independencia, lo que supone la renuncia a la vía unilateral que recogía el programa de las elecciones autonómicas de 2015, en que ambos partidos se presentaron bajo las siglas Junts per Sí. En las del próximo 21 de diciembre, se presentarán por separado, pero con un acuerdo de nueve puntos que compartirán ambos programas electorales. “Hay un borrador en el que estamos trabajando. Es una buena vía y sólida en la que trabajar”, ha valorado Pascal.

La número dos del PDeCAT ha admitido que, tras el fracaso de la vía unilateral, los partidos independentistas deben “hacer autocrítica”. “Dijimos vamos a ser un Estado independiente y no ha sido así”. No obstante, ha defendido que el Govern sí estuvo trabajando en montar las llamadas Estructuras de Estado. “Hay más trabajo hecho que el no hecho”. Y también ha querido despejar dudas sobre una posible marcha atrás de los partidos independentistas. “Continuamos por esta senda [la independencia], pero necesitamos más tiempo”. Y también “más gente”, por lo que el PDeCAT considera las elecciones del 21-D “una oportunidad” para ampliar la base independentista.

Según la coordinadora del PDeCAT, la declaración unilateral de independencia que se quiso visualizar en el Parlament el pasado 27 de octubre vino “derivada de una actitud del Gobierno de Mariano Rajoy, donde no ha habido nada que hablar”. A falta de ver cómo se concreta esa negociación bilateral –Rajoy ha declinado en más de una ocasión negociar nada que tenga que ver con un referéndum independentista y, aun menos, la separación de Cataluña-, una de las opciones para dotar al soberanismo de un marco legal sería la reforma de la Constitución. "En el siglo 21 es difícil de explicar que las leyes no se puedan cambiar", ha apuntado Pascal, aunque no ha puesto muchas esperanzas en que la comisión abierta en el Congreso para estudiar la reforma de la Carta Magna recoja la aspiraciones soberanistas. También ha descartado que el Parlament impulse una reforma de la Constitución. “No estamos en esa pantalla”, ha indicado.

Pascal ha vuelto a reclamar al Gobierno de Rajoy diálogo y abordar políticamente la crisis política. "Hay una gran parte de la sociedad que pide la independencia, hay que hablar de ello", ha remachado.