Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esquerra descarta definitivamente la lista única del independentismo el 21-D

“Ante la imposibilidad de una candidatura unitaria, tendremos que crear un frente común diferenciado”, asegura el portavoz de la formación

El portavoz de ERC, Sergi Sabrià. FOTO: REUTERS / VÍDEO: ATLAS

No habrá una gran coalición independentista en las elecciones del 21-D. El portavoz de Esquerra Republicana, Sergi Sabrià, ha explicado que las negociaciones para cerrar la candidatura no prosperaron aunque habrá un acuerdo para “crear un frente común” programático. Este martes  vencía el plazo para registrar las coaliciones.

ERC ha argumentado que la decisión de la CUP de no incluir la lista unitaria dentro de las opciones a debatir en su asamblea del fin de semana impidió el acuerdo. “Como habíamos anunciado, creemos que la fórmula de Junts pel Sí se había quedado pequeña [la coalición con el PDeCAT] y, por tanto, si no hay posibilidad de incorporar a la CUP, la mejor opción es la coordinación de listas”, ha explicado Sabrià. ERC había puesto como condición que en la coalición participaran todas las formaciones independentistas, parte de Podem y de Cataluña en Común, el partido de Ada Colau. Esta última formación declinó participar.

Fuentes de la CUP han desmentido de forma fulminante las acusaciones ERC que les culpa de haber cerrado la puerta a una lista unitaria. Según afirman, el consejo político de la CUP les dio el mandato de explorar todas las vías, incluida esa. Miembros del partido aseguran que propusieron a los republicanos un preacuerdo que pasaba por registrar hoy una coalición con la intención de que la militancia lo votara en la asamblea del domingo. "Aun así, el lunes por la noche, en una reunión, ERC descartó esa opción y nos exigió una respuesta inmediata sin pasar por la asamblea", aseguran.

Fue después del fracaso de las negociaciones cuando la CUP divulgó los cuatro escenarios que plantearán a sus afiliados: concurrir en solitario; no presentarse; hacerlo en un frente de izquierdas formar una candidatura cívica unitaria que sería una agrupación de electores, sin protagonismo de los partidos. Los anticapitalistas creen que a través de esas dos vías se podía haber formalizado una lista unitaria aunque no fuera en coalición. Ni ERC ni los otras formaciones ven bien esta última fórmula, que implicaría por ejemplo renunciar a los bloques de programa de información en los medios públicos. Albano Dante Fachin, exlíder de Podem, también había barajado la posición de registrar una lista que permitiera una coalición electoral entre ERC, CUP y Procés Constituent. La propuesta no prosperó.

También el PDeCat ha cargado contra la decisión. "Que le quede muy claro a la ciudadanía que es ERC quien ha tomado esta decisión, en ningún caso el PDeCAT, que hicimos una propuesta muy generosa", ha subrayado el portavoz de la formación en el Senado, Josep Lluís Cleries.

Horas antes de que ERC enterrara la lista única, el expresidente catalán Carles Puigdemont y la Asamblea Nacional Catalana (ANC) hicieron sendos llamamientos a todas las fuerzas independentistas contrarias a la aplicación del artículo 155 de la Constitución para que se cierre una lista unitaria de cara al 21-D. “Tenemos un objetivo de cara al 21 de diciembre: ante esta emergencia nacional es urgente hacer un núcleo democrático que desenmascare el bloque del 155. Sino, no podemos avanzar los que estamos por la defensa de Cataluña y las instituciones", dijo el expresident desde Bruselas, en una entrevista a Catalunya Ràdio. El PDeCAT eligió el domingo a Puigdemont como su candidato y ofreció pactar una lista con todas las fuerzas soberanistas. Esquerra no cogió el guante de sus socios de Junts pel Sí e insistió en sus condiciones para pactar la candidatura única y que ha ido modulando en los últimos días: al menos la CUP debia estar en esa coalición.

En un sentido similar al del expresident se posicionó la ANC. En un comunicado, abogó por una “candidatura única independentista” en la que estén Puigdemont, los exconsejeros destituidos y los presidentes de las entidades soberanistas Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

La división de criterios respecto a la lista única quedó en evidencia en la entrevista al expresiones. Los exconsejeros que le acompañan en Bruselas, a la esperan de la decisión judicial sobre su extradición, verbalizaron posiciones contrapuestas. Solo Clara Ponsatí, ex responsable de Enseñanza, se ha refirió explícitamente a esa posibilidad. Toni Comín, extitular de Sanidad, y más cercano a ERC, dijo que no tiene los elementos para determinar qué fórmula electoral sería mejor para alcanzar un triunfo en las urnas.

Más información