Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indignación en el independentismo por la prisión preventiva para ocho exconsejeros

Los secesionistas piden un frente común contra la acción judicial

El líder de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, este jueves a su llegada a la Audiencia Nacional. En el vídeo, protesta de Assemblea Nacional Catalana ante el Parlament.

La decisión de la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela de enviar a prisión provisional a ocho exconsejeros de la Generalitat, acusados de rebelión, sedición y malversación de fondos ha levantado una cascada de reacciones. De entrada, las dos entidades independentistas, Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, han convocado para el próximo domingo 12 de noviembre un acto en apoyo a los encarcelados.

"Envían a la prisión al Govern democráticamente elegido. Injusto. Indecente. Estamos con vosotros y vuestras familias", ha tuiteado Carme Forcadell. La presidenta del Parlament también había acudido esta mañana para comparecer ante el Tribunal Supremo junto con el resto de miembros de la mesa de la Cámara catalana. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido un "frente común para conseguir la libertad de presos políticos" y ha calificado la jornada de "día negro" para Cataluña.

"Hasta que no te lo dicen no te lo crees. Estamos desolados. La respuesta por parte de la sociedad catalana debe ser serena y comprometida con los valores democráticos y las instituciones ante un Estado animal que no sabe hacer otra cosa que meter en la cárcel a un Gobierno democráticamente elegido", ha dicho desde Madrid la jefa de filas del PDeCAt, Marta Pascal.

Marta Rovira, número dos de Esquerra Republicana, también ha comparecido ante los medios después de conocer la decisión de la jueza Lamela. "Esto es una advertencia a todos los demócratas de piedra picada. Hoy nos toca a los independentistas, mañana le puede tocar a cualquier persona que no piense como ellos quieren que piense", ha asegurado, muy afectada, a los periodistas.

La CUP ha enviado un comunicado en el que la formación se solidariza con los detenidos sus familias y los partidos. "La Audiencia Nacional y el Tribunal supremo no son órganos independientes y funcionan como el brazo ejecutor del Gobierno", dicen los anticapitalistas. Además de pedir la liberación de los "presos políticos", llaman a la ciudadanía a "salir a la calle para no normalizar la situación de represión por parte del Estado español".

"Nunca una persona puede ir a la cárcel por defender sus ideas políticas de manera pacífica y democrática. Libertar a Dolors Bassa [exconsejera de Trabajo] y el resto del Govern", ha escrito en la misma red social el secretario general de UGT de Cataluña, Camil Ros.

Mensajes de los encarcelados

Las cuentas en las redes sociales de varios de los ex consejeros enviados a prisión preventiva también se han llenado de mensajes de apoyo. Jordi Turull ha publicado un mensaje en Twitter en el que ha pedido “dedicar todas las energías a defender pacíficamente la democracia y la dignidad de Cataluña”. También ha mandado un mensaje a su familia: "Estoy bien porque estoy convencido del que he hecho, que no es ningún delito y no he hecho mal a nadie", ha escrito.

"Haced cada día todo lo que esté a vuestro alcance para que el bien derrote al mal en las urnas el 21 de diciembre. De pie y con determinación hasta la victoria", ha publicado en Twitter el ex vicepresidente Oriol Junqueras. "Si veis este tuit es porque estoy en la prisión. #seguimos #sigo", ha expresado en esa misma red social el ex consejero de Territorio, Josep Rull.

Más información