ERC se desengancha de Puigdemont y deja solo al PDeCAT

Los republicanos abogan por listas separadas si la CUP no apoya una coalición de todo el independentismo

El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, en la rueda de prensa del partido
El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, en la rueda de prensa del partidoJON NAZCA (REUTERS)

El plazo para inscribir coaliciones electorales de cara a las elecciones catalanas de diciembre vence este martes y hay pocas posibilidades de que se cierre una lista única que reúna a independentistas y detractores de la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Esquerra cerró ayer definitivamente la puerta a cualquier acuerdo en el que no esté la CUP, descartando repetir solo junto al PDeCAT. Sí abrió la posibilidad a que Albano Dante Fachin, el exsecretario de Podem, se integre.

 “Solo contemplamos una lista en la que estén todos los partidos y, si una parte falla, lo mejor es que cada uno se presente con sus siglas y todos defendamos nuestro espacio para garantizar que sean representados todos los matices”, insistió ayer el portavoz republicano Sergi Sabrià. El partido del expresident Carles Puigdemont guardó silencio, si bien el pasado domingo su coordinadora general, Marta Pascal, defendió que ella no pondría ninguna traba para lograr una lista transversal.

Más información

Primero ERC había condicionado además que estuvieran una parte de Podem y del partido de Ada Colau, Catalunya en Comú. Pero los problemas internos de la formación liderada por Fachin, que acabaron con su dimisión ayer, y el portazo de los comunes a cualquier coalición el pasado domingo cerraron aún más las posibilidades. El portavoz de ERC también cerró el debate sobre Puigdemont liderando una hipotética lista: “no es un tema de nombres, sino de recoger las sensibilidades y de que haya la posibilidad de aprovechar todo el capital político”. Las encuestas auguran un buen resultado a los republicanos en solitario. Tras muchos años de trabajo desde la segunda fila, creen que su tiempo ha llegado.

Esquerra intentó poner ayer la presión sobre la CUP, que el próximo domingo definirán su participación en el 21-D. Como la asamblea está fuera del plazo para la formalización de coaliciones, la CUP registró una marca blanca para incluir una eventual lista conjunta, un plan b en el caso de que las bases decidieran apostar por esta fórmula.

Un portavoz de la Junta Electoral explicó ayer que, una vez registrada una coalición, no se puede incluir ningún partido más. Sin embargo, sí pueden declinar seguir en la lista. Tampoco se puede estar al mismo tiempo en una coalición y concurrir como partido, tal y como lo especifica la ley electoral. Con todo, tanto coaliciones como partidos y grupos de electores tienen que dar la lista cerrada con todos los candidatos antes del 17 de noviembre.

Los republicanos aprovecharon ayer para invitar al dimitido secretario de Podem, Albano Dante Fachin. “Él decidirá lo que crea más conveniente, pero nosotros contamos con él y con su gente, porque la valentía y la convicción con la que han actuado nos hacen coincidir”. Fachin dijo ayer que no fichará para ningún partido, si bien recordó que tiene una formación registrada, lo que le permitiría tener margen para coaliciones o, incluso, participar en solitario.

Sabrià dijo ayer que “todo está abierto” y todas las fuerzas sí han coincidido en la necesidad de puntos comunes en el programa, como la anmistía a los encarcelados por el proceso independentista. Fuentes del PDeCAT creen que tanto los democratacristianos independentistas como los exsocialistas de MES, ahora en Junts pel Sí, romperán con ERC. Esas formaciones niegan ese extremo y dicen que siguen negociando. La posibilidad de una lista in extremis, sin siglas, es muy difícil. Un punto clave es que una candidatura así carecería de ventajas como el tiempo de propaganda en bloques electorales, reservado para los partidos con representación. El plazo para inscribir grupos de electores sigue abierto.

Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción