Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arranca el desescombro del convento de las Damas Apostólicas

La propietaria, Global Alchiba, cumple así las peticiones del Ayuntamiento y la Comunidad para evitar el deterioro del edificio

Una excavadora desescombraba ayer el convento de las Damas Apostólicas.
Una excavadora desescombraba ayer el convento de las Damas Apostólicas.

Las obras para desescombrar y apuntalar el convento de las Damas Apostólicas se iniciaron ayer. La empresa propietaria, Global Alchiba, cumple así las peticiones del Ayuntamiento y la Comunidad para evitar el deterioro del edificio, protegido por la ley regional y parcialmente derribado el 21 de junio. El Consistorio recuerda que exigió realizar estos trabajos a principios de octubre, mientras el Gobierno regional supervisa el futuro proyecto de restauración. Los vecinos de la zona piden que el monumento vuelva a su estado original.

Según un portavoz de Global Alchiba, los trabajos tendrán una duración de dos meses y consistirán en apuntalar el inmueble con el desmontaje de determinados elementos —como vigas yforjados—, sin que afecte a las fachadas. Después se asegurará el inmueble para poder efectuar el desescombro sin riesgo para los trabajadores. “Seguimos así las resoluciones de la Comunidad y del Ayuntamiento para dejar el edificio en las mejores condiciones para restaurarlo”, explica el portavoz.

"Durante estos meses, Global Alchiba se ha puesto en todo momento a disposición de las administraciones pertinentes para dotar de las medidas de seguridad oportunas al inmueble, y evitar que con la previsible llegada de mal tiempo se produjesen mayores daños en el edificio y su entorno, así como en la propia seguridad de los trabajadores que deban actuar en el mismo", añade.

Se trata de un inmueble de 1929 situado en una parcela de 16.900 metros en el número 198 del paseo de La Habana, una de las zonas más caras de la capital. El Consistorio envió el 4 de octubre una resolución de Urbanismo a la empresa para que procediera a “la reconstrucción de lo indebidamente demolido”. Por su parte, la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad supervisa el futuro proyecto de restauración, que apostará por diferenciar las partes reconstruidas (serán entorno a un tercio) de las originales.

El portavoz vecinal Paulino Baena señala que los vecinos de la zona se alegran del comienzo de los trabajos pero piden extremar el cuidado "porque hay partes demolidas que se pueden reutilizar", ya que el objetivo debería ser que el futuro diseño “suponga que el convento vuelva a su estado original”. Según Baena, los habitantes del barrio no han recibido el traslado de las actuaciones "pese a estar personados en los expedientes del inmueble ante Comunidad y Ayuntamiento".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información