Colau quiere recalificar suelo de La Modelo para poder hacer pisos sociales

La antigua cárcel albergará zonas verdes, equipamientos y un espacio memorial

Cuatro meses después del cierre de la cárcel Modelo, y dos meses antes de recibir las llaves del recinto por parte de la Generalitat, el Gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha explicado este martes cuáles son sus planes. La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, ha calificado la intervención de "regeneración urbana como pocas" y ha enumerado las cuatro patas del proyecto: "Verde, patrimonio y memoria, equipamientos y vivienda". Y la última pata es la novedad: hacer una modificación del planeamiento para recalificar el suelo que hoy está destinado a uso hotelero y de oficinas, el que toca a la calle de Nicaragua, para levantar 150 pisos de alquiler asequible.

“El espacio que imaginamos no tiene muros”

Sobre el futuro de la cárcel Modelo hay mucho decidido, pero también mucho por decidir. Una de las incógnitas es si se podrán mantener las seis galerías. La primera, cuarta y quinta se visitarán, como los locutorios y el panóptico. El resto dependerá de si pueden albergar los usos previstos. Otra cuestión son los muros. “La ciudad debe entrar en La Modelo”, defendió el comisionado de Memoria, Ricard Vinyes. Más explícita fue la concejal Janet Sanz: “La modelo que imaginamos no tiene muros”.

El resto, viene a ser la hoja de ruta que el actual gobierno dijo que seguiría: el Plan Director de 2009, del exalcalde socialista Jordi Hereu, que prevé destinar el espacio liberado por la cárcel a zonas verdes (14.000 metros sociales, el espacio de una manzana entera del Eixample) y equipamientos de proximidad, una concreción que se definirá durante un proceso participativo. Los vecinos, que no se perdieron la presentación, ya alertaron ayer de que quieren ser escuchados en un proceso “real” de participación.

Además, tal y como adelantó este diario hace unas semanas, el Ayuntamiento quiere convertir el recinto en un espacio memorial de la represión y los movimientos sociales, donde se programen exposiciones, seminarios, cursos, conferencias y actividades culturales.

La teniente de alcalde ha concretado el calendario y las inversiones inmediatas. El próximo mes de septiembre el recinto cerrará para hacer obras y reabrir en enero y dar uso a los bajos del edificio de la calle de Entença durante el segundo trimestre. De forma inmediata también se reurbanizará provisionalmente la esquina entre la calle de Rosselló y Nicaragua. En los primeros meses de 2018 se desarrollará el proceso participativo, para redactar proyectos en 2019 y comenzar obras en 2020.

Janet Sanz ha subrayado la apuesta por la vivienda pública. “Aquí al lado se están produciendo procesos de expulsión de vecinos”, ha dicho en referencia a casos como el del número 151 de la calle de Entença, con los inquilinos amenazados por la propiedad. De ahí que una gran intervención como la de la antigua cárcel vele por “compensar” estos procesos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En cuanto a los costes, se destinarán 500.000 euros a los estudios de los espacios y 1,5 millones al funcionamiento a partir de enero y otros tres con las primeras obras. En total, cinco millones de euros durante este mandato. La idea, además de los bajos del edificio de la calle de Entença, es abrir el de los talleres en el tercer trimestre de 2018 ya con programación estable del memorial.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS