Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil registra la sede del 112 en Reus buscando las grabaciones del 1 de octubre

En el edificio también hay una sala del Sistema de Emergencias Médicas, de Mossos, de Protección Civil y otra de Bomberos

La sede del 112 en Reus.
La sede del 112 en Reus.

La Guardia Civil ha entrado en la mañana de este martes en el edificio central del 112, en Reus, según han confirmado fuentes policiales. Según ha explicado en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), la personación de agentes de la Guardia Civil se enmarca dentro de una investigación sobre la jornada de celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre. El juez de Gandesa ha reclamado a los Mossos d'Esquadra que conserven las conversaciones telefónicas mantenidas entre los mandos durante esa jornada, para investigar si hubo inacción de la policía catalana.

El juzgado único de Primera Instancia e Instrucción de Gandesa abrió una causa, que se mantiene bajo secreto, por la actuación de los Mossos d'Esquadra después de admitir a trámite una denuncia por la supuesta inacción de los Mossos.

Desde ese centro del 112 se gestionan todas las llamadas de emergencias, que quedan grabadas. Y en el requerimiento judicial, reclama precisamente a la autoridad competente de los Mossos que conserve las conversaciones de interés en el dispositivo de almacenamiento, que deberá ser puesto a disposición de la autoridad judicial a través de la diligencia que se ha practicado este martes. En el edificio hay una sala del 112, una sala del Sistema de Emergencias Médicas, (SEM), una sala de Mossos, una sala de Protección Civil y otra de Bomberos.

Los agentes se han presentado en el edificio a las nueve de la mañana aproximadamente. Tras tres horas y media, han abandonado las instalaciones, según fuentes de emergencias.

La investigación del juzgado de Gandesa sobre el operativo llevado a cabo por los Mossos d'Esquadra durante el 1-O discurre de forma paralela a la que está abierta en la Audiencia Nacional —donde ayer lunes la juez Carmen Lamela retiró el pasaporte al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, acusado de sedición— y en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Precisamente, los Mossos d'Esquadra han notificado a la magistrada del alto tribunal catalán Mercedes Armas, que instruye una causa contra el gobierno catalán por el 1-O, que han abierto una investigación interna para determinar si algún agente, a título personal, no siguió las instrucciones que se habían transmitido para impedir la votación, han informado a Efe fuentes policiales.

Con esta medida, la jefatura de los Mossos pretende descubrir si hubo alguna conducta individual por parte de algún agente que no cumplió con las órdenes recibidas y analizar si había algún motivo que lo justificara.

Más información