Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sociedad Cabanyal subasta otros 14 inmuebles para repoblar el barrio

La mayoría de licitadores son originarios de Valencia y del resto de la comarca de l'Horta

Una de las calles del Cabanyal-Canyamelar, en Valencia.
Una de las calles del Cabanyal-Canyamelar, en Valencia.

La sociedad pública Plan Cabanyal-Canyamelar ha subastado este lunes el segundo lote de viviendas en este barrio de Valencia, 14 inmuebles de propiedad municipal que el anterior Gobierno local acumuló durante años cuando la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez de Valencia seguía en pie, lo que motivó una fuga constante de vecinos de una zona carne de excavadora.    

Es el segundo lote de casas que saca al mercado del Gobierno de La Nau e incluye viviendas aisladas, con precios de salida que van desde los 17.000 a los 64.000 euros, Los inmuebles tienen una superficie de entre 93 y 38 metros cuadrados.

Hoy se han abierto los sobres y se han conocido las ofertas económicas pero no será hasta dentro de unos días que se conozcan los nuevos dueños. Los licitadores han pujado por 13 de los 14 inmuebles, en tres de ellos se ha ofrecido un 25% más del precio de salida y un porcentaje alto de la gente que ha pujado declara que su uso es para alquilarlos.

El primer lote salió a la venta en 2016 y quedó medio desierto -solo se adjudicaron en primera convocatoria 4 de los 13 inmuebles por los que se podía pujar-; en una segunda convocatoria se subastó el resto y muchos de los nuevos propietarios procedían de otros lugares de España e incluso del extranjero.

Ahora la sociedad pública Cabanyal-Canyamelar ha optado por dar prioridad -da más puntos- a vecinos o familias con algún tipo de ligazón con la zona, dado que la iniciativa de sacar estos pisos a la venta es repoblar y reactivar una zona moribunda del barrio. Para evitar futuros conflictos, está excluido su uso como apartamentos turísticos. Un 99% de los licitadores son españoles.

Las viviendas están localizadas en o junto a la zona cero del barrio, un espacio que se abandonó al darse por hecho que iba a ser derruido por el Consistorio. Son parte de las calles Progreso, Juan Mercader, Luis Despuig, Padre Luis Navarro o Millares, por citar algunos ejemplos.

Vicente Gallart y los ediles Vicent Sarrià y María Oliver, en la apertura de plicas. ampliar foto
Vicente Gallart y los ediles Vicent Sarrià y María Oliver, en la apertura de plicas.

Según adelantó el gerente de la sociedad, Vicente Gallart, a principios de octubre, el interés por estas viviendas desbordó ampliamente las expectativas de la firma, ya que se presentaron 74 licitadores a 14 viviendas, la mayoría con ofertas al alza sobre el precio de salida. 

La sociedad pública prepara un tercer lote de viviendas pues el objetivo del nuevo Gobierno local es que el patrimonio de viviendas acumulado por el Consistorio y que se hallaba vacío y cada vez más degradado, tenga de nuevo dueños y comiencen a rehabilitarse en el próximo año.

Según los datos del primer trimestre del año, los compradores de inmuebles demuestran cada vez más un mayor interés por el distrito marítimo de Valencia; ha crecido en especial un 5% los compradores nacionales -del 65% en 2016 al 70% en los primeros seis meses del año en curso-

Más información