Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos exigen medidas para que El Cabanyal no se degrade más

El presidente Ximo Puig y el alcalde Ribó Joan visitan las obras de rehabilitación en el barrio

El edil Vicent Sarrià, el alcalde Joan Ribó, el presidente Ximo Puig y la consejera María José Salvador visitan El Cabanyal.
El edil Vicent Sarrià, el alcalde Joan Ribó, el presidente Ximo Puig y la consejera María José Salvador visitan El Cabanyal.

Un grupo de vecinos de El Cabanyal han aprovechado la visita este miércoles al barrio del presidente de la Generalitat, Ximo Puig y del alcalde de Valencia, Joan Ribó, para trasladarles sus quejas por el empeoramiento de la convivencia social en el barrio y exigirles medidas urgentes que eviten que la situación se degrade todavía más. 

"Hay familias que han resistido durante 18 años el acoso del anterior Gobierno municipal y ahora, después de la esperanza, del cambio de gobierno y de pensar que la solución estaba ahí, se encuentran con que la vida en su barrio está empeorando", ha denunciado el portavoz de la asociación Salvem El Cabanyal, Faustino Villora.

El portavoz de la plataforma ha pedido a las autoridades que no fallen a los vecinos, ya que existe un "malestar generalizado" en el barrio por problemas de ruido y ocupación de la vía pública con actividades "incívicas" que está llevando a mucha gente a no poder vivir en sus casas. "En la zona cero del Cabanyal no se respetan los derechos fundamentales de la ciudadanía", denuncian en un comunicado, refiriéndose a las ocupaciones ilegales de casas, a la existencia de chatarrerías ilegales en pisos y bajos, y al ruido día y noche que provocan actividades en medio de la calle como las barbacoas, partidos de fútbol e incluso peleas de gallos. 

Puig y Ribó, acompañados de la consejera de Territorio, María José Salvador, y otros concejales del Gobierno de Valencia, han recorrido las calles del barrio marinero para visitar las obras de renovación de infraestructuras viarias y la rehabilitación de varios edificios que han comenzado hace unas semanas y en la que está previsto que se inviertan 33,5 millones de euros.

Ribó ha respondido a los vecinos que hay "temas de ilegalidad" que "no corresponden al Ayuntamiento" sino "al Gobierno estatal". No obstante, ha asegurado que el Consistorio trabaja también en el Cabanyal en el tema social pero ha apuntado que "el mal trabajo o ir en una dirección durante muchos años no se puede corregir, sobre todo a nivel de comportamiento social, en dos días".

Según el alcalde, las okupaciones de inmuebles que hay en el barrio se resolverán "por el camino que toca, el judicial y policial". "La gente tiene que entender que estamos hablando de personas que también tienen sus derechos y estamos obligados a respetarlos", ha añadido Ribó.

Puig ha añadido que es necesaria la implicación de la Administración central en actuaciones como las que hay que acometer en el Cabanyal, ha expuesto que "el Gobierno de España tiene una responsabilidad grande en cuanto a todo lo que signifiquen planteamientos de convivencia". "Nosotros estamos dispuestos, como siempre, a ayudar, a coordinarnos y a participar pero cada uno tiene su cometido", ha dicho.

El presidente de la Generalitat ha añadido que este barrio valenciano simboliza el objetivo de "reparar, reconstruir" y un "nuevo renacimiento" de la Comunidad Valenciana, además de un ejemplo de cómo pasar "de la destrucción" a la reconstrucción".

Más información