Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Artur Mas deposita 2,2 millones de la fianza que le reclama el Tribunal de Cuentas por organizar el 9-N

El expresidente de la Generalitat pide ampliar el plazo para abonar los tres millones restantes

Homs y Mas ante el Supremo.
Homs y Mas ante el Supremo.

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha depositado ya 2,2 millones de euros de la fianza que le reclama el Tribunal de Cuentas por la organización del referéndum del 9 de noviembre de 2014. Así lo ha comunicado la defensa de Mas en un escrito dirigido al organismo en nombre de todos los afectados. Mas ha pedido al Tribunal de Cuentas que amplíe el plazo fijado para abonar el resto de la fianza, que asciende a un total de 5,2 millones.

Mas ha depositado en cuenta esa cantidad como "garantía" para afrontar su eventual responsabilidad contable en el procedimiento abierto por el Tribunal de Cuentas. La cifra (2,2 millones) coincide aproximadamente con el dinero recaudado, en las últimas semanas, por Òmnium Cultural y la Asamblea Nacional Catalana (ANC) para ayudar al expresident. Tras conocer la fianza millonaria a la que debía hacer frente, y ante el riesgo de que sus bienes fueran embargados, el propio Mas admitió que no podría "hacer frente a estas cantidades" y apeló a la solidaridad de los catalanes.

El pasado 25 de septiembre, el órgano fiscalizador comunicó a Mas que debía depositar una fianza solidaria de 5,250 millones por el gasto ocasionado a las arcas públicas al organizar la consulta ilegal del 9-N, que había sido suspendida por el Tribunal Constitucional. Además del expresident, la exigencia de fianza atañe a los otros condenados penalmente por un delito de desobediencia con motivo del 9-N (la exvicepresidenta Joana Ortega; la exconsejera de Enseñanza Irene Rigau; el exportavoz del Gobierno Francesc Homs) y a otros cinco altos cargos del Gobierno catalán.

Más información