Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad retira la ayuda para teleasistencia a los no dependientes

Fuenlabrada aprueba una moción en la que pide que siga pagando este servicio

Centro de recepción de llamadas de teleasistencia de Cruz Roja. Ampliar foto
Centro de recepción de llamadas de teleasistencia de Cruz Roja.

El Ayuntamiento de Fuenlabrada (194.000 habitantes) aprobó la semana pasada una moción en el pleno en la que instaba a la Comunidad de Madrid para que no retirara la subvención del servicio de teleasistencia a las personas no dependientes o que están en trámite de estudio de dependencia. El Gobierno regional afirma por su parte que este servicio no está incluido en las transferencias regionales.

El servicio de asistencia consiste en un collar que permite efectuar una llamada de aviso en caso de que la persona mayor o el minusválido sufra una caída o una enfermedad en su domicilio. Este aparato, conectado con el teléfono del domicilio, transmite la emergencia a un centro gestor, que intenta ponerse en contacto con la persona afectada y remite el recurso sanitario o asistencial necesario a esa vivienda. Aparte, este centro suele hacer seguimiento de las personas que viven solas.

La moción aprobada en Fuenlabrada contó con el voto favorable del PSOE, Ganar Fuenlabrada e IU, mientras que PP y Ciudadanos se abstuvieron. El escrito se opone a que a partir del próximo 1 de enero sean los Ayuntamientos los encargados de financiar el servicio de teleasistencia para las personas que han solicitado la dependencia y para los que son no dependientes. El escrito solicita que se garanticen “los recursos técnicos, humanos y económicos para su desarrollo y prestación”.

La moción se queja de que con el Gobierno de Cristina Cifuentes se ha reducido el compromiso con los servicios sociales ante “la falta de compromiso con la prestación de los mismos”. Esto se ha traducido en “el aumento de la presión y el esfuerzo económico de los Ayuntamientos”. Para ello, el Consistorio fuenlabreño pone como ejemplo que durante 2016 la Comunidad de Madrid solo financió el 13% del presupuesto de bienestar social, cuando es ella la que tiene las competencias. Además, tan solo aportó el 0,74% de la acción contra la pobreza infantil y solo el 10% del presupuesto de ayuda a domicilio, según datos municipales.

Estudio regional

La moción pide que se haga un estudio de las necesidades reales de la región en servicios sociales para garantizar una prestación adecuada en los presupuestos de año próximo. A ello debería unirse una partida presupuestaria de 75 millones de euros para atender la demanda de teleasistencia y ayuda a domicilio.

Fuentes de la Consejería de Políticas Sociales y Familia explicaron a este periódico que las comunidades autónomas solo están obligadas por la Ley de Dependencia a atender a las personas dependientes. “Hasta ahora, con los convenios que existían con los Ayuntamientos, la Comunidad de Madrid atendía a dependientes y no dependientes. Lo que se ha hecho ahora, informando en todo momento a los Consistorios, es modificar el contrato que había, adecuándolo a la oferta de cartera de servicios a la demanda de dependientes”, afirman esas fuentes.

Con este cambio, los Ayuntamientos tienen que atender a las personas no dependientes. “La Comunidad financiaba entre el 65% y el 75% de estos contratos, y con ello solo se podía atender al 35% de los dependientes. Con esta modificación, se va a poder atender a través de la teleasistencia al total de los dependientes. La Comunidad presta servicio de teleasistencia en la actualidad a 8.000 personas, y con este cambio se atenderá a 18.000”, concluyen las fuentes regionales.

En el caso de Fuenlabrada, la Comunidad va a aumentar su gasto de 175.000 euros a 289.000 con los que atenderá a 1.028 personas dependientes frente a los 528 actuales, según datos regionales