Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La economía valenciana crecerá el 2,7% en 2018 y el paro bajará al 14,4%, prevé el BBVA

La capacidad de seguir aumentando el número de turistas es limitada, advierte el servicio de estudios del banco

Rafael Doménech y Alberto Charro, de BBVA, en Valencia.
Rafael Doménech y Alberto Charro, de BBVA, en Valencia.

Una eventual independencia de Cataluña tendría un impacto especialmente negativo en la Comunidad Valenciana, debido a la intensidad de los lazos comerciales entre ambos territorios, ha advertido este miércoles Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico del servicio de estudios del BBVA.

Doménech ha insistido, durante la presentación del informe Situación Comunidad Valenciana, en que el banco no incorpora a sus previsiones las hipótesis políticas hasta que estas no se confirman, pero ha admitido a preguntas de la prensa que los acontecimientos en Cataluña ya están produciendo un "aumento de la incertidumbre económica", reflejada en los mercados financieros y en la caída diferencial en Bolsa de los valores más expuestos.

También se está produciendo un aumento de la incertidumbre política, ha añadido. Y todo ello acabará teniendo un impacto en la economía real, si bien su efecto dependerá "de la gravedad y la duración" de la crisis y habrá que esperar para apreciarlos.

Los indicadores disponibles hasta ahora alcanzan en el mejor de los casos el mes de agosto, esto es, antes del 1-0, y en ellos no se observan señales alarmantes ni siquiera en Cataluña, ni en términos de inversión en bienes de equipo ni en llegada de turistas.

Descontando esta y otras incertidumbres por despejar, como los efectos del Brexit, a cuya materialización también será especialmente sensible la Comunidad Valenciana por sus lazos comerciales y de recepción de turistas procedentes del Reino Unido, el BBVA mantiene unas previsiones positivas para este año y el que viene.

El Producto Interior Bruto, que el año pasado creció un 3,3% en la Comunidad Valenciana, aumentará un 3,2% este año y un 2,7% el próximo. Con ello, completará un periodo de cinco años con un crecimiento medio superior al 3%, por encima del conjunto de España.

La tasa de paro se situará a finales de 208 en el 14,4%, tras crearse 120.000 puestos de trabajo, una evolución que se prevé mejor en Alicante como consecuencia del peso que tiene en esta provincia el sector turístico.

Turismo y tasa

El turismo está siendo un factor relevante en el crecimiento económico, junto al aumento de la demanda interna, las exportaciones, y el contexto internacional favorable. Hasta agosto, la Comunidad Valenciana ha recibido más de seis millones de turistas, lo que representa un crecimiento superior al 5%. Los precios, en paralelo, han subido un 6%.

BBVA Research ha cuestionado, sin embargo, la "sostenibilidad" de dicho crecimiento. Este se ha visto impulsado por la inestabilidad de otros destinos del Mediterráneo, pero Doménech cree que, salvo alguna "bolsa", es difícil que por esa vía pueda aumentar más. Y ha señalado que, al mismo tiempo, la tranquilidad está volviendo a algunos de los países competidores, como Turquía.

El responsable del servicio de estudios del BBVA ha afirmado que la tasa turística, cuya implantación se está debatiendo en la Comunidad Valenciana, puede ser útil si se utiliza para "mejorar la calidad del servicio y las infraestructuras" de esta actividad. Y que, partiendo de esa premisa, su aplicación debería basarse en un cálculo de coste-beneficio.