Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castigo en Bolsa a las entidades catalanas tras el referéndum

Sabadell se dejó un 4,53% y Caixabank perdió un 4,43%, en una jornada en la que fueron los valores más afectados del Ibex 35

La tensión de la jornada de este domingo en Cataluña pasó factura en Bolsa a las dos entidades financieras catalanas cotizadas: Banco Sabadell y CaixaBank. El primero se dejó un 4,53%, la mayor caída desde agosto de 2016, mientras que la segunda perdió un 4,43%, también la mayor caída desde agosto de 2016. No fueron los únicos valores financieros que perdieron valor: Bankia les siguió de cerca con una caída del 3,33% mientras que el BBVA descendió un 2,37%.

Desde la apertura, la Bolsa española se adentró en el terreno de las pérdidas, y el Ibex 35 cerró con la mayor caída desde agosto pasado: descendió un 1,21%. Su caída contrasta con las subidas del resto de los mercados europeos. Así, en Londres el FTSE ha subido un 0,79%, Alemania tuvo  un avance del DAX del 0,53% y el CAC francés ganó un 0,27%. El EuroStoxx 50 cerró con una mejoría del 0,22%.

Los inversores no castigaron igual a todos los valores catalanes. "Entre el resto de empresas con sede en Cataluña la preocupación es menor debido a la diversificación geográfica de sus ingresos y a las características de su negocio, mucho menos cíclico", según los analistas de Self Bank. Es el caso de compañías como Gas Natural (-0,93%), Abertis (-0,20%), Cellnex (-0,41%), Almirall (-0,81%) o Grifols (-0,06%) , que este lunes han caído menos que el mercado.

Sin embargo, varias compañías del Ibex consiguieron cerrar en verde: ArcelorMittal (+2,68%), IAG (+1,99%), Viscofan (+1,16%) o ACS (+0,78%). Por otro lado, Repsol cerró con un descenso de apenas el -0,58% a pesar de la caída cercana al 2%% que ha registrado el petróleo; los analistas de Kepler elevaron la recomendación de la petrolera española hasta “comprar”.

Castigo en Bolsa a las entidades catalanas tras el referéndum

Cataluña afecta al euro y la deuda

La fuerte repercusión de los incidentes violentos de Cataluña en toda la prensa mundial llegó hasta los inversores en divisas. El euro comenzó a descender desde la madrugada de este lunes y cotizó cerca del 1,17 al cierre de la sesión bursátil. "Los inversores mostraron su preocupación por la deriva soberanista en Cataluña, que además de perjudicar la economía catalana y española, podría servir como ejemplo a otras regiones europeas que han demandado históricamente su propia autonomía. Esta escalada de la tensión se produce después de un año muy positivo para los intereses políticos de la UE tras los resultados electorales en Francia y Alemania, entre otros", apunta Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank.

En el mercado de deuda, que en las últimas semanas no se había visto demasiado afectado, cayeron los precios de los bonos españoles. La rentabilidad del bono español pasó desde el 1,60% del viernes al 1,69%, y la prima de riesgo desde los 114 puntos básicos hasta los 124.

Varios bancos de inversión ha emitido informes anticipando problemas políticos graves en España por la crisis de Cataluña, algo que podría afectar a la economía. Deutsche Bank considera que los hechos fueron "un desastre de relaciones públicas para Mariano Rajoy", que se verá obligado a "negociaciones, compromisos y tal vez más dinero transferido desde Madrid a los catalanes. Estas negociaciones serán ahora más complicadas". La firma Berenberg cree que España "se enfrenta a una crisis política", que puede desacelerar "modestamente el crecimiento español desde su exuberante ritmo de 3,2% hasta el 2,5%". Otras firmas de inversión europeas apuntan que la inestabilidad política podría "asustar a los inversores".

 

 

Más información