Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El buque C-Star está anclado a cinco millas del puerto de Barcelona

El barco está semiabandonado y la tripulación sobrevive con ayuda humanitaria y pide poder desembarcar para volver a su país

El 'C-Star' en el Mediterráneo.
El 'C-Star' en el Mediterráneo.

El C-Star, el que fue durante un tiempo buque insignia de la organización ultraderechista Defend Europe para impedir el rescate de inmigrantes en el Mediterráneo y que llegaran a Europa, ha echado el ancla frente a la costa barcelonesa en las últimas horas. Está semiabandonado, con los instrumentos de navegación averiados y su tripulación, que sobrevive gracias a la ayuda humanitaria, piden poder desembarcar para volver a su país. El pasado día 15 llegó al puerto de Palamós y tras 12 días sin poder entrar en este puerto, desde Cruz Roja se instó a las autoridades competentes a que, por razones humanitarias, se dé la máxima celeridad a los procedimientos que faciliten que la tripulación pueda volver a su país lo antes posible. Este miércoles ha navegado hasta Barcelona. Una embarcación de Salvamento Marítimo permanece a pocos metros de él vigilándolo.

La Cruz Roja, a petición de Capitanía Marítima de Palamós (dependiente del Ministerio de Fomento) y de Salvamento Marítimo, coordinó este martes una segunda operación de distribución de alimentos y de ayuda humanitaria para los 9 tripulantes que se encuentran a bordo de la embarcación, que estuvo anclada durante unos 11 días frente a la costa de Palamós.

En concreto con la colaboración de una embarcación de Salvamento Marítimo se les hicieron llegar 90 litros de agua, 15 kg de platos preparados, 18 kg de fruta, leche en polvo, zumos de manzana, pasta y arroz. El pasado día 21 ya se realizó una primera distribución de víveres para 3 o 4 días y ropa de abrigo, además de hacer una valoración a bordo de la situación de los tripulantes.

Desde Cruz Roja explicaron que, el C-Star, de bandera de Mongolia y con armador británico, se encuentra “en un estado de abandono, sin combustible y con los instrumentos básicos para la navegación averiados, a la espera de que el armador se haga cargo del pago del combustible y de los comestibles solicitados”. Dentro, se encuentra la tripulación, 9 personas, originarias de Sri Lanka, en una situación, según la entidad, de “agotamiento y de hambre, que reclaman el pago de su salario y que no disponen de agua potable, de comida ni de ropa de abrigo”. En este sentido, destacaron que “aunque no hay ninguna situación de salud alarmante”, presentan un evidente estado de cansancio y “reclaman desembarcar para poder volver a su país”.

Para entrar en puerto español un buque extranjero debe tener un consignatario que haga los tramites y los pagos de lo que necesita. Este trámite no se ha hecho porqué el armador no hace la provisión de fondo para que se pueda atender la demanda, y en caso que no pagara todos los gastos correrían a cargo del consignatario. El C-Star no dispone de un consignatario y como el armador no paga, la solución dependerá de los movimientos que se hagan desde el Puerto de Barcelona o Capitanía Marítima.

Desde el Puerto aseguran que el barco no ha pedido atracar –lo que debería hacerse a través de consignatario-, y desde Salvamento han informado de que el barco permanece a 5 millas al este del puerto vigilado por el buque remolcador Punta Mayor. Fuentes del sector han apuntado que “llegará un momento en que si supone un peligro para la navegación y está sin combustible en aguas españolas alguno de los organismos competentes deberá tomar alguna resolución que solucione el problema”. Ni el Puerto de Barcelona ni Fomento a través de Capitanía marítima mueven ficha

Más información