Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Colau nos envía a la ruina”

El decreto que prohíbe los patinetes eléctricos para turistas en el centro de Barcelona irrita a los empresarios

Patinetes electricos
Segway y Patinetes electricos por el centro de Barcelona. EL PAÍS

RentElectric es una de las empresas más grandes de alquiler de patinetes eléctricos en Barcelona. La sociedad tiene cuatro tiendas y tres de ellas se encuentran en el turístico barrio de la Barceloneta. Luis, uno de los responsables de la empresa, que prefiere no decir su apellido, criticó ayer que el decreto del equipo de gobierno de Ada Colau prohibiendo la circulación de patinetes eléctricos, segways y triciclos les va a “enviar directamente a la ruina”.

“El Ayuntamiento fue muy permisivo provocando que muchas pequeñas empresas abrieran ofreciendo patinetes en un corto espacio de tiempo. La Guardia Urbana no ha hecho nada con los clientes que van haciendo el loco por la calle. Pero también tiene mucho que ver con que la concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, vive en la Barceloneta y, al parecer, le molestamos”, arremetió Luis. El empresario está esperanzado en poder seguir con sus negocios gracias al alquiler de bicicletas. “Pero si todo va como parece, seguro que tendremos que cerrar, al menos, una tienda”, lamentó.
Edgar Torras fundó Barcelona Segway Glides en 2005. “Fui el primero que me atreví a montar un negocio en España con segways y me están invitando a cerrar”, renegó. Torras criticó que se haya metido en “el mismo saco” a todos los negocios, y cree que el problema es exclusivo de los “patinetes eléctricos” que van sin control.

La oposición a Colau mantiene que la regulación era necesaria. El concejal del PDeCAT, Raimond Blasi, cuestionó que no se hubiera “contado con el sector”. El líder del PP, Alberto Fernández Díaz, resaltó: “El Ayuntamiento debe equilibrar la actividad económica de las empresas con la movilidad de los vecinos”. Carina Mejías, de Ciudadanos, exigió replantear el modelo de ciudad y el líder de ERC, Alfred Bosch, sugirió regular estos vehículos en el resto de barrios.