Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Munté se postula como candidata del PDeCAT a la alcaldía de Barcelona

La ex consejera y vicepresidenta de los nacionalistas dice que se pondrá a disposición del partido

La exconsejera Neus Munté, durante una rueda de prensa tras el Consell Executiu.
La exconsejera Neus Munté, durante una rueda de prensa tras el Consell Executiu. EFE

La exconsejera de Presidencia, Neus Munté, relevada del Departamento de Presidencia por el presidente Carles Puigdemont, se ha postulado hoy prácticamente como posible candidata a la alcaldía de Barcelona en las próximas elecciones municipales de 2019. Munté, que es actualmente vicepresidenta del PDeCAT, no ha negado que le haría ilusión esa posibilidad de la misma forma, eso sí, que se la produjo ser diputada o consejera del Gobierno. "Estoy a disposición de mi partido·, ha subrayado. "En Barcelona", ha agregado, "hay mucho trabajo por hacer". El PDeCAT no tiene todavía candidato para batirse con la alcaldesa Ada Colau y tiene intención de elegirlo en primarias a finales de este año.

En una entrevista en Rac1, la política ha afirmado que es barcelonesa de pura cepa, enamorada de su ciudad y que "difícilmente" podría decir que no a ser candidata. "Lo prioritario es el referéndum del 1 de Octubre pero serán los asociados del PDeCAT los que decidan", ha señalado que no daría un paso atrás en el caso de que la cúpula de su partido no la avale como candidata. "Estoy convencida que el PDeCAT no se posicionará sobre las primarias. Siempre ha mantenido una neutralidad muy loable. Si puedo ser útil, lo consideraré muchísimo. Me gusta mucho la política. Le debo muchísimo, le debo mucho a mi partido. Cuando pase el referéndum me pondré a su disposición", ha anunciado.

Munté ha negado con contundencia que su relevo esté relacionado con unas supuestas malas relaciones con Carles Puigdemont y ha asegurado que la confianza entre ambos es recíproca. "Esto es como en la recta final de la Champions: a veces el entrenador cambia a un jugador para que entre otro en el sprint final y a veces otro pide el cambio", ha asegurado señalando que no se siente "liberada" pero si "más tranquila" tras ejercer el cargo durante cuatro años "súper intensos".

Más información