Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gordó se aferra al acta de diputado y sopesa abandonar Junts pel Sí

El PDeCAT pide al exconsejero un acto de "generosidad" y ERC y la CUP su dimisión

Benet Salellas y Anna Gabriel, de la CUP
Benet Salellas y Anna Gabriel tras la última reunión de la cúpula de la CUP. EL PAÍS

El diputado Germà Gordó, que está siendo investigado por el juez por su presunta implicación en el caso del 3%, está sopesando abandonar el PDeCAT y el grupo de Junts pel Sí y aferrarse al escaño como diputado no adscrito. La decisión de Gordó se ha producido después de que Marta Pascal, coordinadora general de su partido, le instara a realizar un "acto de generosidad", en un gesto que se interpreta a una invitación a abandonar el escaño.

A primera hora de la tarde, el PDeCAT había anunciado únicamente que Gordó renunciaría ser miembro de la comisión de Justicia del Parlament que también preside. En el comunicado inicial, el que fuera gerente de Convergència "se reafirma" en "su radical inocencia y honestidad" y que "desplegará todas las facultades procesales" que estén a su mano. La formación ha indicado que "confía" en las palabras de Gordó, a la vez que ha demandado que se respete "el principio de presunción de inocencia".

La CUP, aliada parlamentaria de Junts pel Sí, ha pedido la dimisión de Gordó. El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà (ERC), se ha manifestado de la misma forma. "Quien se pueda convertir en un impedimento, tiene que inmediatamente dar un paso al lado. Gordó tiene que dimitir, será su mejor servicio al país", ha explicado en un apunte en Twitter.

"Hay un hilo que va de Prenafeta --mano derecha de Jordi Pujol en sus primeros años como presidente de la Generalitat-- a Gordó, y con la imputación de Gordó de hoy empezamos a estirar de ese hilo", ha señalado el diputado de la CUP Benet Salellas. La CUP hace meses que defiende que el proceso político catalán no se puede utilizar para "blanquear" casos de corrupción, motivo por el que ha demandado también que Artur Mas deje de actuar como un embajador del movimiento independentista en el exterior.

Hoy, con la imputación de Gordó, la CUP refuerza ese discurso. En una comunicado de prensa, el partido señala que su equipo jurídico analiza cómo actuará en los próximos días, después de que anunciara su intención de personarse.

El Partit dels Socialistes (PSC), por su parte, ha demandado que "dé explicaciones" sobre su imputación, a la que vez que le ha instado a "hacer una reflexión profunda sobre su situación política". El diputado Jordi Terrades ha señalado que su formación considera insuficientes y desfasadas las explicaciones que Gordó ofreció en comisión parlamentaria el pasado 24 de mayo