Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pesos pesados de la moda catalana desfilan en el 080

Txell Miras, Miriam Ponsa, Josep Abril y Custo, en el segundo día de la Barcelona Fashion

Una de las creaciones de Miriam Ponsa, en la segunda jornada del 080.
Una de las creaciones de Miriam Ponsa, en la segunda jornada del 080.

Pesos pesados de la moda catalana, por su bagaje y alcance, coincidieron ayer en la segunda jornada del 080 Barcelona Fashion: el trío formado por Txell Miras, Miriam Ponsa y Josep Abril, habituales de la pasarela como estandartes de la moda independiente, y Custo Barcelona, uno de los diseñadores más internacionales.

Diseño de Txell Miras.
Diseño de Txell Miras.

Además de estar unidos por sus tiendas, NU#01 en París y NU#02 en Barcelona, Miras, Ponsa y Abril tienen por costumbre desfilar el mismo día en la pasarela catalana. Casual o no, hace años que no faltan a la cita y los tres lucen en su historial el premio a la mejor colección.

Para el próximo otoño-invierno, Txell Miras se ha fijado en los indios americanos. Con esta inspiración ha creado una colección más cálida y terrenal, donde el color beis toma protagonismo e incluso se atreve con un estampado de cuadros en tonos amarillos y lilas. Volúmenes anchos y sobreposiciones también se encuentran en conjuntos azules, con más ornamentación de la habitual, en qué destacan la pasamanería y las plumas.

Diseño de Josep Abril.
Diseño de Josep Abril.

Miriam Ponsa y Josep Abril presentaron unas colecciones de estilo más continuista. Jugando a los contrastes, Abril vuelve a interpretar la sastrería juntando tejidos diferentes, mate y brillante, grueso y delgado, y fundiendo camisas con jerséis y chaquetas con pantalones o faldas, donde el negro se alía con el púrpura y el gris con el azul. Por su parte, Ponsa se inspira en los Balcanes como cuna de culturas, etnias y religiones. Revisita la indumentaria tradicional y modesta de esa zona con formas holgadas y diferentes capas, acompañadas de jerséis de lana y detalles de fieltro.

Ninguno de los tres se ha sumado al see now buy now, porque por ahora no va con su ritmo de creación y producción. Quién sí aprovechó el tirón es Custo Barcelona, que presentó la colección que en un mes estará en las tiendas y ya se vio el pasado septiembre en Nueva York. Destacaron los vestidos con brillo y las bómbers con carga gráfica y destellos dorados. Debutó en su desfile la hija de Judit Mascó, Maria Vicente Mascó.

En el segundo día, también se mostraron los trabajos de Oscarleon, Naulover, Lola Casademunt y LOA by Lidia Aguilera.

El equipo del 080, contra la anorexia y la bulimia

La prevención es la mejor medicina en todos los ámbitos, en la moda también. Lo tiene claro el director del 080 Barcelona Fashion, Miquel Rodríguez, quien se ha comprometido a luchar contra los trastornos como la anorexia y la bulimia desde la pasarela catalana. Hace unas semanas la Generalitat firmaba un convenio con la Asociación Contra la Anorexia y la Bulimia de Cataluña (ACAB), para realizar un programa de sesiones de formación y sensibilización dirigido a profesionales, entidades y colectivos del sector de la moda.

Y esta iniciativa se concretará este año en unas 20 sesiones que se impartirán en escuelas de diseño y moda, bajo el auspicio del 080. Los primeros en recibir la formación han sido una veintena de miembros del equipo que organiza este evento, contó ayer Rodríguez. “El movimiento se demuestra andando”, argumentó el director, que quiere que su equipo se implique en esta lucha de defender la salud de la población, por el cual la pasarela catalana se ha convertido “en la única del mundo que juega este papel”.

Hasta la edición de verano de la semana de la moda, unos 200 alumnos y profesores de diferentes escuelas de moda habrán recibido este curso, que consiste básicamente en explicar cuáles son los trastornos alimentarios más frecuentes, la anorexia y la bulimia, que no siempre tienen que ver con una determinada imagen física, cuáles son los comportamientos o indicios asociados al sufrimiento de los trastornos y qué recursos hay para las personas que los sufren.

“El 080 no es una pasarela neutra”, dice Rodríguez, quien asegura que todas las modelos y los modelos que participan en esta edición, que son 66, “tienen un aspecto saludable”, además de ser “buenos profesionales”. Contundente, dice que “no desfilaría una modelo que tuviera un aspecto cadavérico”. Aquí no hay modelos que tengan una 34, asegura. Las chicas que desfilan tienen de media una talla 38 y los chicos andan por la 40 o 42, puntualiza. Considera una intromisión en la privacidad poner una balanza y en esto es muy claro: “No pesaremos a nadie”.