Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe González califica a Donald Trump de “macho alfa imprevisible”

El expresidente del Gobierno recibe en Valencia el Premio Convivencia de la Fundación Broseta

Felipe González, momentos antes de recibir el premio en el Palau de la Generalitat. Ampliar foto
Felipe González, momentos antes de recibir el premio en el Palau de la Generalitat.

"El diálogo está en crisis y no solo en España. En todo el mundo. En Estados Unidos la democracia ha sido sustituida por la vetocracia, que ganó antes de que venciera Trump, porque ya había sustituido al consenso", manifestó ayer el expresidente del Gobierno, Felipe González, tras calificar al presidente electo estadounidense, Donald Trump, de “macho alfa imprevisible”.

González recibió en Valencia el Premio Convivencia de la Fundación Broseta, que se concede en memoria de Manuel Broseta, profesor y político asesinado por ETA el 15 de enero de 1992, en la Universidad de Valencia. El presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, entregó el galardón, compartido con el expresidente de la Comisión Europea, Jacques Delors, que no asistió al acto debido a su delicado estado de salud. “Se encuentra muy enfermo, con la cabeza muy lúcida, pero con una movilidad muy reducida”, explicó ayer González, que recogió el premio en su lugar, y relató, con varias anécdotas, la etapa que vivieron durante la firma, en 1985, del Tratado de adhesión de España a las Comunidades Europeas. "La llamamos la década de la galopada europea”, comentó, recordando a Delors, su “amigo y gran europeísta”, del que dijo que vivía en una permanente insatisfacción e impaciencia, a pesar de los logros conseguidos para Europa y sus ciudadanos.

El ex jefe del Ejecutivo centró su intervención, de 17 minutos y sin papeles, en la política internacional. Sobre la candidatura de Patxi López a la secretaría general del PSOE, González solo se pronunció tras su discurso y a preguntas de los periodistas. Dijo que prefería hablar de contenidos, que de nombres y listas. “El próximo secretario general puede ser vasco, canario, o incluso argentino”, destacó. “Habrá candidaturas, no sé cuántas, pero las habrá. Pero a mí me preocupan más los proyectos”, insistió el líder socialista.

Durante su intervención, ante un auditorio rendido ante su oratoria, González destacó que “el pluralismo es la esencia de la convivencia democrática”, y expresó su rechazo sobre el desconocimiento que, según él, existe de la popular expresión “España plural y diversa” en la política actual. Para González, plural tiene que ver con las ideas y la razón; y diversa, con los sentimientos de pertenencia entre los diferentes pueblos que la integran. “Me gustaría recuperar el sentido de la palabra diálogo frente a los monólogos sucesivos. Pero el diálogo como conocimiento”, matizó.

González también tuvo duras críticas para los actuales dirigentes de la Unión Europea por no saber afrontar las diversas crisis que la azotan, y que están provocando el resurgir de los nacionalismos. “Es un momento de grandes contradicciones en el que es necesario reorientar el debate para lograr una Europa de mayor calidad, con un mejor funcionamiento y con menos burocracia”, indicó.

Una Europa capaz de afrontar las crisis actuales y las venideras, algo, que hasta ahora no ha sucedido, según González. “Europa ha dado una mala respuesta a todas las crisis, incluidas las dos últimas: refugiados y seguridad”, argumentó el expresidente.“Vivimos una crisis de gobernanza de la democracia representativa, y una división de opiniones entre los que quieren más Europa, y los que quieren menos. Y merece la pena reflexionar sobre el papel actual de la democracia”, recomendó, “y la ciudadanía es el centro de ese debate”. “Con este escenario el Brexit tiene más riesgo de ser contagio que vacuna”, agregó.

El pasado año el premio fue para el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Han recibido el galardón la Premio Nobel de La Paz Malala Yousafzai, el Reina Sofía, el expresidente de Francia Nicolás Sarkozy y el presidente colombiano Juan Manuel Santos.

Más información