Mónica Oltra: “No podemos comulgar con ruedas de molino”

La vicepresidenta del Consell ha explicado el voto en contra del nuevo déficit

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, durante la rueda de prensa tras el pleno.
La vicepresidenta y portavoz del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, durante la rueda de prensa tras el pleno.José Jordán

"El Gobierno valenciano tiene como prioridad la defensa de los valencianos. Y es obvio que las condiciones que se pusieron en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) resultaban muy lesivas para la Comunidad Valenciana", ha explicado la vicepresidenta y portavoz del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, para justificar el voto en contra del Ejecutivo que dirige el socialista Ximo Puig al nuevo objetivo de déficit para las comunidades autónomas, -el 0,6%- que ayer aprobó el CPFF.

Más información
Puig propone una tercera vía frente a la tensión territorial
“Somos pobres y aportamos más de lo que recibimos”

Oltra ha explicado que el consejero de Hacienda, Vicent Soler, planteó dos cuestiones fundamentales y ninguna fue aceptada. Que el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) se mantuviera a interés cero, a pesar de saber que supone "cambiar derechos por préstamos", y un calendario del fondo para garantizar el pago a los proveedores. 

La portavoz del Consell ha insistido en que no se puede exigir el mismo objetivo de déficit a comunidades que están bien financiadas, que a otras que están infrafinanciadas. "La nuestra la peor de todas. Es una anomalía democrática. Somos una comunidad pobre que debería de recibir dinero y somos pagadores de comunidades más ricas que la nuestra. Por tanto, que nos sitúen a todos en el mismo linde de déficit es insostenible para los valencianos", ha recalcado Oltra.

Javier de Lucas y Cruz Roja, premiados por el Consell

Las Distinciones de la Generalitat para la Defensa de los Derechos y Libertades Constitucionales han correspondido al catedrático de Filosofía del Derecho y Filosofía Política en el Instituto de Derechos Humanos de la Universitat de València, Javier de Lucas, y a Cruz Roja.El acto de entrega será el 6 de diciembre, Día de la Constitución, en Alicante.

La portavoz del Gobierno valenciano ha agregado que el anterior gobierno del Partido Popular (PP) dejó el déficit en el 2,59%, y ahora está en el 1,4%.  "Es decir, estamos haciendo los deberes y es claro que el Gobierno valenciano no puede llegar al 0,6% en un año si no mejora el sistema de financiación", ha indicado. Ante tal situación, Oltra ha criticado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, del que ha dicho que sigue haciendo gala de sus palabras de que la Comunidad Valenciana no es una prioridad para el Gobierno de España. "Y si es así, obviamente no podemos comulgar con ruedas de molino con una propuesta que no es justa para los valencianos", ha defendido.

La decisión del Consell en el CPFF refuerza la postura de defensa de los intereses de los valencianos y da visibilidad de la posición de la Comunidad en el conjunto de las autonomías, ha apuntado Oltra, que ha señalado que seguirán buscando alianzas en la cuenca mediterránea y defendiendo un sistema de financiación justo porque es una reivindicación de toda la sociedad valenciana. "Las Cortes por unanimidad así lo decidieron, los sindicatos, entidades sociales, empresarios y todos aquellos que conforman tejido cívico", ha destacado.

El Consell también ha aprobado una declaración institucional con motivo de la declaración de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. El Consell ha expresado su satisfacción por el reconocimiento internacional de una fiesta que destaca por la creatividad y la participación, además de "la simbiosis entre la música, el fuego y la pirotecnia". "El éxito de la candidatura valenciana se explica por la calidad indiscutible de nuestro patrimonio inmaterial, así como por nuestro compromiso por preservarlo y salvaguardarlo", ha señalado la portavoz del Gobierno valenciano.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS