Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juicio final a las Fallas para ser Patrimonio de la Humanidad

Las fiestas valencianas se juegan en Addis Abeba entrar en la lista de bienes inmateriales de la Unesco

Falla Almirante Cadarso-Conde Altea en 2016. Ampliar foto
Falla Almirante Cadarso-Conde Altea en 2016.

La fiesta valenciana de las Fallas se juega entre este miércoles y el jueves entrar a formar parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La decisión será tomada en la reunión de la Unesco que ha arrancado en la capital de Etiopía, Addis Abeba. 

Heredera de las fiestas mediterráneas del fuego, las Fallas se celebran del 14 y al 19 de marzo coincidiendo con el paso del invierno a la primavera. La candidatura presentada ante el organismo cultural de la ONU sitúa su origen en Valencia en el siglo XVIII. Hoy se celebra en 160 municipios de la Comunidad Valenciana, además de en otros lugares de España y el extranjero, como Argentina. "Es decir, lugares donde se ha asentado una amplia comunidad de valencianos".

La candidatura describe las Fallas como una "fuente de creatividad colectiva" que ha permitido mantener vivos oficios y saberes artesanales. Y a los artistas falleros, los encargados de crear los ninots satíricos que componen las fallas, como "una mezcla de arquitectos, escultores, pintores y decoradores".

El examen de las Fallas por la Unesco se espera a partir del miércoles por la tarde, aunque podría adelantarse a primera hora del día o retrasarse al jueves, ha señalado la Concejalía de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia.

Es posible que la delegación compuesta por miembros del Ayuntamiento, la Generalitat valenciana y el Ministerio de Educación y Cultura no tenga que defender la candidatura y esta sea aceptada directamente. La Unesco aceptó en octubre que las Fallas cumplen los cinco requisitos básicos exigidos por el organismo.

Obstáculos

En el camino a ser declaradas Patrimonio de la Humanidad, lo que potenciaría su atractivo turístico mundial, las Fallas se han encontrado con dos alegaciones contarias formuladas en ambos casos desde Valencia.

La que más riesgos entraña, según ha dicho este martes desde Addis Abeba el concejal de Cultura Festiva de Valencia, Pere Fuset, en una entrevista en la Cadena SER, planteó que las corridas de toros forman parte de la fiesta. La alegación, que calificaba los festejos taurinos de "tortura" para los animales, recibió miles de firmas de apoyo.

Los promotores de la candidatura desvincularon los toros de la fiesta y afirmaron que la feria taurina se celebra "en paralelo" a las Fallas.

La segunda alegación apuntaba que las Fallas son "muy molestas" para los vecinos y fue presentada por un valenciano y un británico residente en Valencia, según Fuset. La candidatura argumentó que el Ayuntamiento y el colectivo fallero trabajan para limitar los inconvenientes de la fiesta y hacerla más sostenible.

El concejal ha recordado que las Fallas son la semana del año con menos contaminación en la ciudad, debido a que buena parte de las calles están cortadas al tráfico y los desplazamientos se hacen a pie. Y que se está impulsando el uso de materiales menos contaminantes, como la madera, el papel y el cartón, eran los más utilizados hasta hace pocas décadas.

La Unesco ha declarado este año Patrimonio Mundial los Dólmenes de Antequera (Málaga). La fiesta de la Mare de Déu de la Salud de Algemesí (Valencia), el Misteri d'Elx (Alicante), el flamenco y la dieta mediterránea son ya Bienes Inmateriales de la Humanidad.

Entre las candidaturas que también aspiran a acceder a la lista de la Unesco en la reunión de Etiopía figuran la rumba cubana y la cultura cervecera belga. Al no tratarse de una competición, pueden entrar todas.

Más información