El riesgo de pobreza afecta al 19% de los catalanes

El informe encargado por la Generalitat destaca que uno de los colectivos con más riesgo es el de los inmigrantes (51%)

El vicepresidente, Oriol Junqueras, durante la presentación del informe.
El vicepresidente, Oriol Junqueras, durante la presentación del informe.Departament Economia

Los datos macroeconómicos muestran un crecimiento de la economía catalana y una mejora desde hace meses. No obstante, todavía cuesta que las buenas cifras lleguen a los colectivos más vulnerables. La Generalitat ha presentado este jueves un informe encargado a 30 académicos que concluye que el 19% de los catalanes están en riesgo de pobreza. Este porcentaje, que corresponde a 2015, es 1,9 puntos inferior al del año anterior, pero todavía está por encima de la media de la UE (17,2%). Uno de los colectivos más vulnerables es el de los extranjeros en Cataluña (un 51% se encuentran en riesgo de pobreza). Cataluña es la 11ª región más desigual de la UE, mientras que España en su conjunto es la séptima.

Más información
Las entidades piden a Junqueras más impuestos contra la pobreza
La brecha salarial de género en España, la sexta más alta de la Unión Europea

La radiografía sobre pobreza, desigualdad y herramientas para afrontarlas ha sido presentada por los Departamento de Economía junto al de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, y ha sido valorada por el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras. Junqueras ha asegurado que el informe obliga a que los presupuestos sean lo más sociales posibles. El estudio ahonda en los colectivos más cercanos al riesgo de pobreza y de exclusión, como el de las mujeres a causa de la brecha salarial, y afirma que el de los trabajadores es "muy elevado" (11,2%), aunque se ha reducido el desempleo en los últimos meses. Otro de los colectivos afectados es el de la gente mayor, como consecuencia de la pobreza energética (un 16% no puede mantener su casa a una temperatura adecuada) y de las responsabilidades familiares (en 2010, un 23,8% de las personas mayores ayudaban económicamente a sus familiares.

Como herramientas para la solución, los académicos, que han desarrollado su estudio en 19 artículos, destacan la inversión en educación: numerosos estudios muestran que la educación infantil es la etapa formativa con más poder igualador de las diferencias sociales. Una de las realidades que destaca el informe es que el salario mínimo se está convirtiendo en una referencia para muchos contratos de trabajo. Por ello, los expertos consideran que el Salario Mínimo Interprofesional tiene que aumentarse, para que pueda ser una herramienta contra la desigualdad. El estudio recoge la necesidad de tener un sistema de impuestos más redistributivo.

Sobre la firma

Josep Catà

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS