Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los lesionados medulares serán derivados a Vall d’Hebron

Un protocolo establece que ante un paciente con daño medular pero sin riesgo vital, el SEM ha de priorizar su traslado al hospital barcelonés aunque éste no sea el más cercano al lugar del accidente

Simulacro en Vall d'Hebron de asistencia a un paciente con lesión medular
Simulacro en Vall d'Hebron de asistencia a un paciente con lesión medular

Todos los pacientes con lesiones medulares agudas serán atendidos en el hospital Vall d'Hebron de Barcelona. El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha elaborado un nuevo protocolo de actuación en casos de politraumatismos y daño medular que eleva al Vall d'Hebron como hospital de referencia y prioritario para el traslado de los lesionados medulares siempre y cuando no haya riesgo para la vida. Las nuevas directrices rectifican las indicaciones que seguían hasta ahora los sanitarios del SEM de trasladar al hospital más cercano —no al de referencia para este tipo de dolencias— a los pacientes con daños medulares severos.

"Hemos recogido nuestra experiencia y la del SEM para ordenar esta atención de forma uniforme y evitar la variabilidad", ha explicado este jueves la doctora Ampar Cuixart, jefa del servicio de rehabilitación y medicina física de Vall d'Hebron. El protocolo sostiene que si no corre peligro la vida del paciente, hay que evitar llevarlo al hospital más cercano e intentar trasladarlo al servicio especializado de Vall d'Hebron, de referencia para todo el territorio. En caso de existir "un riesgo vital inminente", la orden seguirá siendo la misma que hasta ahora: traslado inmediato al hospital más cercano.

"Quisimos poner negro sobre blanco lo que estamos haciendo. Cuanto antes se actúe, mejor. Eso ayudará a disminuir las estancias y mejorar la calidad de vida", apunta el doctor Miguel Ángel González Viejo, jefe de la Unidad de Lesionados Medulares. En Cataluña se producen 4,4 casos de lesiones medulares traumáticas por millón de habitantes y las causas van desde accidentes de tráfico hasta las caídas accidentales

Los facultativos quieren evitar la llamada "triangulación". Esto es, que el SEM traslade a un paciente medular al hospital más cercano y luego este lo derive a Vall d'Hebron, donde están los especialistas en estas dolencias. Los expertos sostienen que, sin riesgo vital para el paciente, este vaivén de hospitales es una pérdida de tiempo. "Atendemos unos 90 pacientes al año y en 2015, una veintena venían transferidos de otro hospital", ha lamentado González Viejo. Sin embargo, desde que se puso en marcha el protocolo a principios de 2016, el médico ha asegurado que se han reducido un 40% esa triangulación.

Más información