Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez dice que Oleguer Pujol invirtió con “dinero común” de la familia

El juez Pedraz se inhibe en favor del magistrado que investiga el origen de la fortuna oculta en Andorra

Oleguer Pujol.
Oleguer Pujol.

No hay delito en las millonarias operaciones inmobiliarias de Oleguer Pujol Ferrusola, el menor de los siete hijos del expresidente de la Generalitat. Lo ha dicho el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que ha investigado esos negocios, sin éxito, durante los últimos dos años. Para el benjamín de los Pujol, sin embargo, los problemas con la justicia no han acabado, solo han cambiado de terreno de juego. Pedraz ha archivado hoy la causa para todos los implicados por las operaciones de Drago Capital, excepto para él. Con un argumento: el dinero que Oleguer Pujol utilizó en esas inversiones procede de la fortuna familiar oculta en Andorra, de modo que debe ser investigado por ello.

El juez archiva la causa sin hallar delito en las operaciones de Drago Capital

En un auto dado a conocer hoy, Pedraz ha aceptado la petición de la Fiscalía Anticorrupción de inhibirse en favor del juez José de la Mata, que indaga el presunto origen ilícito del dinero que los Pujol mantuvieron oculto a Hacienda durante más de tres décadas. Pedraz señala que, según se desprende de los informes de la Agencia Tributaria, "el dinero que invirtió" Oleguer Pujol en las operaciones de Drago Capital "provendría de un lugar común a sus hermanos". Las cantidades movidas en Andorra, señala el magistrado, "habrían podido ser invertidas en distintos productos financieros y parte utilizadas para financiar" al fondo Drago.

La Agencia Tributaria constató que Oleguer Pujol recibió al menos diez transferencias de dinero, entre 1992 y 1999, de cuentas de las que era titular su hermano mayor y supuesto gestor de la fortuna familiar oculta, Jordi Pujol Ferrusola. La policía, además, apuntó ya en 2015 que, en un documento intervenido en el domicilio de Oleguer, "acreditaría el origen del dinero invertido en las operaciones".

El juez Pedraz investiga desde hace dos años un total total de siete operaciones inmobiliarias gestionadas por Drago Capital, la empresa de la que fueron socios Oleguer Pujol y Luis Iglesias. El monto de las operaciones, que incluyó la venta de la red de oficinas del Santander, asciende a unos 3.000 millones de euros. En octubre de 2014, Oleguer fue detenido en su casa de Barcelona. Desde entonces, los investigadores policiales y la Fiscalía Anticorrupción han intentado poner orden en una maraña de inversores, transferencias y operaciones. Pero no han llegado a buen puerto. Hasta el punto de que la Fiscalía se ha visto obligada a pedir el archivo de la causa.

El sobreseimiento, acordado ahora por Pedraz, viene motivado, recuerda el juez, por la "imposibilidad de reconstruir varias de las operaciones inmobiliarias objeto de la investigación". Además de inhibirse a favor de De la Mata en el caso de Oleguer, Pedraz también ha enviado a los juzgados de Madrid el caso de su exsocio Luis Iglesias, imputado por un delito fiscal que nada tiene que ver con las operaciones de Drago.