Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena detiene el derribo del Taller de Artillería que investiga el fiscal

El edificio se encuentra protegido según el Plan de Ordenación Urbana de 1997

Antigua sede del Taller de Artilleria en el distrito de Chamberí.
Antigua sede del Taller de Artilleria en el distrito de Chamberí.

La investigación abierta por la fiscalía ante el indicio de una posible prevaricación urbanística, ha paralizado la inminente demolición del antiguo Taller de Precisión y Centro Electrónico de Artillería, situado en la calle de Raimundo Fernández Villaverde, enfrente de El Corte Inglés de Castellana. El edificio fue construido en 1899, alberga un jardín centenario y se encuentra protegido, según el Plan de Ordenación Urbana de 1997.

Ecologistas en Acción y un particular presentaron sendos recursos al Tribunal Superior de Justica de Madrid (TSJM), después de haber solicitado por escrito a la alcaldesa que frenase la concesión de la solicitud de demolición. Esta petición es un acto reglado por el que el Ayuntamiento ha de dar el visto bueno siempre y cuando todos los informes sean favorables.

En este caso, el informe es positivo, pero incurre en un error de forma sobre el nivel de protección del inmueble. En el documento, firmado por un técnico municipal, el antiguo cuartel no está calificado como protegido. Ecologistas en Acción y la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio afirman que ese error de forma “agiliza el pelotazo urbanístico”. “Los técnicos municipales obviaron la catalogación y cruzaron los dedos esperando que nadie se diera cuenta”, denuncian los portavoces de ambas asociaciones, que insisten en que una correcta tramitación debería haberse pronunciado sobre la catalogación del edificio y haber resuelto qué elementos y en qué grados debían ser merecedores de protección.

Ecologistas en Acción pidió la documentación sobre el proyecto para poder paralizar la concesión de la licencia presentando el error de forma en el TSJM. Sin embargo, la documentación le llegó incompleta: sin las alegaciones y las réplicas a estas. Una maniobra, según esta ONG, para “no retrasar el proyecto”.

El Ayuntamiento declara que la investigación judicial se debe al descubrimiento de un sótano que pudo ser un refugio durante la Guerra Civil. Este es uno de los motivos por los que los colectivos ecologistas pidieron parar el proyecto al Consistorio, además de la posible prevaricación. La asesora de Urbanismo, Sandra Pérez, aclara que han detenido la demolición hasta saber si el sótano “es un elemento de protección”.

El edificio es la segunda edificación de hormigón armado más antigua de España (después de la fábrica de harinas La Ceres, de Bilbao). Pertenecía al Ministerio de Defensa, que lo subastó en noviembre de 2014 y lo adjudicó a Domo Gestora por 111,5 millones de euros. La cooperativa prevé levantar 355 viviendas en una urbanización cerrada de hasta ocho plantas de altura con piscina y zonas verdes, y a un precio por metro cuadrado de unos 3.300 euros.
Las asociaciones ecologistas proponen, en cambio, construir un edificio de más alturas en una parte del terreno edificable, respetando la infraestructura fundamental del antiguo cuartel. En cuanto a la demolición, aclaran que se podrían derribar algunas partes modernas, “construidas a partir de 1950”.

La cooperativa, Residencial Maravillas, y las asociaciones ecologistas se reunieron el pasado noviembre en una mesa de debate en la sede de la Gerencia de Urbanismo. Allí, aclaran los portavoces ecologistas, “el clima no fue bueno” y los técnicos municipales explicaron que no cabía “mayor legalidad” en el proyecto de derribo y edificación.
Residencial Maravillas, cooperativa formada por más de 300 familias que esperan poder mudarse a su nuevo hogar, prefiere no hacer declaraciones hasta que estudie en profundidad las diligencias abiertas por la fiscalía.

Uso del jardín

El edificio, de estilo neomudéjar, está ubicado en un solar de 14.500 metros cuadrados, con una edificabilidad de 54.225 metros. Según la documentación de las organizaciones ecologistas, el inmueble ha gozado de protección desde su inclusión en el Precatálogo de 1977, en el Plan Especial de la Villa de Madrid de 1980 y en el Catálogo de Edificios Protegidos del Plan General de 1985.

Para aprobar el convenio de gestión el Ayuntamiento les pidió el pasado 4 de junio requisitos que no estaban recogidos en el plan parcial aprobado por el pleno el 27 de noviembre. Una de las nuevas condiciones que puso el Consistorio fue la cesión para uso público del jardín interior, un espacio privado de casi 2.000 metros cuadrados, según los cooperativistas. El Ayuntamiento explicó que este planteamiento se puso sobre la mesa desde el principio y que su intención es que el 10% del terreno"siga siendo de uso público".

La finalización de las viviendas estaba prevista para finales de 2018. Los cooperativistas, que descartan esta fecha, han invertido unos 250.000 euros en el proyecto hasta la fecha.

Un proyecto que divide Ahora Madrid

P.E.

El Ayuntamiento aprobó el pasado 27 de noviembre el plan urbanístico que permite derribar el antiguo cuartel de Artillería con el apoyo del PP y de Ciudadanos, pero con seis concejales de Ahora Madrid en contra y la oposición del PSOE-M. Fue la segunda ocasión en la que el grupo encabezado por la Alcaldesa, Manuela Carmena, no votó en bloque. La primera vez fue tras una moción sobre la violación de los derechos humanos en Venezuela, donde dos ediles se descolgaron en la votación. La portavoz municipal, Rita Maestre, restó importancia a la brecha en su grupo: “Somos una candidatura ciudadana, no un partido político, en la que rechazamos tajantemente, tanto la alcaldesa como el resto del equipo, esa cosa arcaica que es la disciplina de voto y las multas por votar cosas distintas”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información