Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una inyección para dar la vuelta a la Antártida y anticipar los incendios

La Fundación La Caixa entrega 71 becas de investigación para cursar doctorados y másters en centros españoles de referencia

El director de la Fundación La Caixa, Jaume Giró, entrega la beca a uno de los investigadores seleccionados
El director de la Fundación La Caixa, Jaume Giró, entrega la beca a uno de los investigadores seleccionados

Pablo se prepara para viajar en breve a la Antártida. O, más bien, para rodearla en un barco-laboratorio desde el que estudiará unos compuestos marinos que participan en la creación de las nubes. El joven, de 25 años y natural de Cartagena, es uno de los 71 investigadores que ha sido becado por la Fundación La Caixa (113.500 euros por beca) para desarrollar su proyecto de investigación. En su caso, sus hallazgos servirán para reducir "la horquilla de incertidumbre" que rodea al cambio climático. "Se sabe que aumentará la temperatura entre uno y seis grados, pero es una horquilla muy amplia. Hay mucho desconocimiento en cómo interfieren, por ejemplo, las nubes", explica el joven.

Pablo, licenciado en Ciencias Ambientales, cursa un doctorado en Oceanografía en el Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona (ICM-CSIC) que ya lo ha llevado a las costas del continente helado a estudiar las proliferaciones de vida marina. En estas zonas se emiten especialmente los compuestos químicos que influyen en la creación de las nubes. "La próxima campaña es ir dando vueltas alrededor de la Antártida y luego seguiremos con esto en el Pacífico. Esta beca me va a permitir trabajar en todos los océanos del planeta", explica el joven. 

La Fundación La Caixa ha recibido más de 2.100 solicitudes para las 71 becas disponibles del Programa Internacional de Doctorado La Caixa-Severo Ochoa y el Programa de Doctorado en Universidades Españolas. En el selecto grupo de beneficiarios se han quedado, además de la vuelta a la Antártida de Pablo Rodríguez, otros proyectos de astrofísica, biomedicina, oncología o matemática y computación. "La innovación en ciencia es una de las inversiones más rentables", ha valorado el director general de la Fundación, Jaume Giró, quien ha confirmado también que la organización espera multiplicar por tres en 2019 la inversión que hace en investigación (en 2015 fueron 35 millones de euros).

La Fundación La Caixa ha recibido más de 2.100 solicitudes para las 71 becas disponibles

Mientras tanto, Andrea Trucchio, de 26 años, sacará adelante su doctorado en el País Vasco para estudiar y predecir el desarrollo de los incendios. "Se trata de conectar la física de fluidos y la física de combustión con la geometría del fuego para saber cómo se comportará y cómo actuará", señala. Según Trucchio, algunos fenómenos "sólo tienen la base de la experiencia pero carecen de base exacta". "Ahora tirando de la estadística de antes, y de la base científica y matemática se puede predecir la frontera de la llama y adelantarnos al desarrollo del fuego", explica.

El sevillano Jesús Victorino, otro de los becados con 113.500 euros para llevar a cabo su investigación, comienza ahora, con 23 años, un doctorado de genómica funcional. El joven investigador, que acabó la carrera de biotecnología, estudiará cómo algunos elementos del ADN puede influir en el desarrollo de la fibrilación auricular. "Se desconoce el 98% del genoma, aunque se cree que tiene una función reguladora. Antes se creía que la fibrilación auricular no era una enfermedad hereditaria pero se ha rastreado la enfermedad en muchas familias y puede que las zonas regulatorias del ADN estén participando en el desarrollo o no de esta enfermedad", explica Victorino. Por su parte, María Aboy, de 25 años, utilizará su beca para seguir investigando las bases moleculares de una proteína que hace que las células acumulen grasa (la ausencia de esta proteína impide engordar). "Estoy muy contenta con esta beca porque siempre he querido investigar para mejorar la calidad de vida de las personas", apunta.