Brexit

Puigdemont subraya que una Escocia independiente seguiría en la UE

El presidente de la Generalitat lanza un mensaje europeísta pero carga contra el exceso de burocracia

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (i), junto al cabeza de lista de CDC, Francesc Homs.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (i), junto al cabeza de lista de CDC, Francesc Homs.EFE

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha respondido a los resultados sobre el referéndum británico para abandonar la Unión Europea con un mensaje europeísta en el que no han faltado los reproches a la Unión Europea por no haber sido capaces de convencer al pueblo británico de que la mejor opción era la de la permanencia. Puigdemont ha puesto de manifiesto los diferentes resultados obtenidos en el Reino Unido y ha destacado que "Escocia, si fuera un país independiente, hubiera votado quedarse". Ha considerado que el Brexit es "una oportunidad" para Cataluña.

Puigdemont se refería así al hecho de que la permanencia en la UE ha sido mayoritaria en las votaciones en Escocia, donde ha conseguido el 62% de los votos. La vía escocesa es el modelo que quiere copiar el Gobierno catalán, que pretende convocar un referéndum independentista pactado con el Ejecutivo español como el que se celebró en Escocia en septiembre de 2014. Incluso, el exprimer ministro escocés, Alex Salmond, ha reclamado la convocatoria de un segundo referéndum de independencia tras conocer los resultados.

Puigdemont ha defendido una Unión Europea que impulse "los intereses de los ciudadanos" por encima de los intereses de los Estados y que "deje de ser insensible a las diferentes realidades de la UE". En opinión del presidente de la Generalitat, existe "poca disposición a desburocratizar Bruselas", lo que le parece "preocupante" y uno de los motivos que una mayoría de ciudadanos británicos prefirieran ayer votar a favor del 'leave'. En todo caso, Puigdemont ha "invitado" a la Unión Europea para "que no crezcan los populismos y la xenofobia".

En clave interna, Puigdemont también ha señalado que con el referéndum británico se demuestra que una mitad más uno es una mayoría suficiente para tomar decisiones en referéndums, evitando así la polémica que cuestionan que un 51% pueda ser una mayoría insuficiente para determinar la independencia de un país.

El consejero de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores, Raül Romeva, ha explicado en declaraciones a EL PAÍS que con el resultado de la consulta británica "pueden todavía suceder mil cosas", ya que ahora se abre un proceso de negociación. Sí ha admitido que se abre un nuevo debate sobre el futuro de Escocia y, sobre todo, ha puesto dos preguntas sobre la mesa: "¿Qué ha sucedido hasta ahora pra que haya salido lo que ha salido? ¿Por qué está cuestionada la Unión Europea?". Esas dos preguntas, en su opinión, se pueden extender a la relación Cataluña-España. En todo caso, ha defendido "el binomio referéndum más negociación" y el hecho de que la Unión Europea haya ofrecido una propuesta alternativa al Brexit antes de la celebración de la consulta."Esa es la regla del juego y si no hay una oferta mejor, al menos que los ciudadanos puedan dar su opinión sobre la propuesta existente", ha señalado.

El candidato de En Comú Podem, Xavier Domènech, ha asegurado que el resultado en Reino Unido "expresa que hay una crisis de la UE, que en los últimos años se ha caracterizado más por la imposición que por el diálogo". Antes de un mitin en Nou Barris, en Barcelona, ha lamentado la victoria del sí en el Brexit y ha comparado el escenario "a la caída del Muro de Berlín y de los grandes momentos de la construcción de la Unión". También ha criticado el papel de la Troika en la crisis económica en el continente, las negociaciones sobre el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) con Estados Unidos y la gestión de la llegada de refugiados: "Esta Europa está en crisis y necesita un debate profundo de reconstrucción sobre nuevas bases y principios", ha sentenciado.

Por su parte, el PSC ha lamentado este viernes la decisión de Reino Unido, y ha aseverado que han ganado los que se han aprovechado del malestar que ha generado la crisis, los que han alimentado el "relato del miedo" y del enemigo común, y los que proponen soluciones demasiado falsos y argumentos falsos para problemas complejos. El primer secretario del PSC, Miquel Iceta,  ha destacado hoy los "puntos de conexión" entre los argumentos de los partidarios en el Reino Unido de abandonar la Unión Europea y los que esgrime el independentismo catalán, y ha opinado que se trata de puntos de vista "equivocados". Iceta ha puesto como ejemplo de las creencias que comparten los partidarios del Brexit y los independentistas que "Europa o España nos roba", que "nos quieren imponer cosas que no queremos" y que "un país aislado puede hacer frente a los retos mejor que un país que participa en un proceso de integración política en un espacio más amplio".

El candidato de ERC a las elecciones generales, Gabriel Rufián, ha afirmado que el triunfo del sí en el referéndum del Reino Unido es "una muy buena noticia para la democracia y los demócratas, y un fracaso para la UE, que tiene mucho que mejorar". En declaraciones desde Valls, ha mostrado "envidia por que un político de derechas" como el primer ministro británico, David Cameron, haya convocado dos referéndums en menos de dos años: uno sobre Escocia y otro sobre la permanencia en la Unión.

Por su parte, el eurodiputado y portavoz de ICV, Ernest Urtasun, considera que el Brexit obliga a la UE a afrontar "su profunda crisis y refundarse" y "que la UE sólo podrá seguir caminando si hay un giro de 180 grados". Según el líder ecosocialista, "Europa necesita hacer un 'reset' para ser un instrumento de ensanchamiento de derechos y libertades, un instrumento para gobernar la globalización y no para imponer a sus ciudadanos sus reglas salvajes".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50