Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Seguridad Social multa por fraude a otra adjudicataria del CatSalut

La UTE Acerf presta los servicios de rehabilitación y logopedia en Nou Barris y Sant Andreu

La Seguridad Social ha cerrado una investigación que concluye que la unión temporal de empresas (UTE) Acerf, que presta el servicio de rehabilitación y logopedia para la sanidad pública en los distritos de Nou Barris y parte del de Sant Andreu, ha vulnerado los derechos de una veintena de sus trabajadores, a los que obligaba a ejercer como falsos autónomos. La Seguridad Social reclama a Acerf 318.465 euros por las cuotas no satisfechas entre noviembre de 2011 y el pasado diciembre —cantidad que incluye un recargo del 20%— y ha iniciado los trámites para imponerle una sanción económica.

Acerf es la segunda compañía que del sector multada en los últimos meses por obligar a sus trabajadores a ejercer como falsos autónomos. La anterior fue Codebi BCN, que presta los mismos servicios en el distrito de Horta-Guinardó y varias zonas del Eixample para el Servicio Catalán de la Salut (CatSalut). Codebi BCN, vinculada al exsecretario del sindicato de enfermería Satse en Cataluña, Luis Cabado, se ha visto obligada a pagar 445.000 euros por cuotas no satisfechas, además de una sanción económica. En ambos casos, la Seguridad Social movilizó a sus inspectores tras recibir una denuncia del Sindicato Profesional Sanitario de Cataluña.

La investigación a la UTE Acerf arrancó el pasado mes de octubre con reuniones con los trabajadores afectados. Estos son los que atienden a los pacientes de la sanidad pública en sus domicilios, ya que por su estado no pueden trasladarse hasta los centros donde Acerf presta servicios de forma ambulatoria. Los rehabilitadores perciben por cada sesión, que dura casi una hora, entre 10 y 14 euros, según el nivel de complejidad. Con este dinero deben, además de costearse la cuota de autónomos, asumir gastos como el transporte. El material, en cambio, lo aporta la empresa.

En las reuniones, los inspectores preguntaron a los trabajadores sobre detalles de su jornada laboral, como de quién recibían órdenes, quién asignaba los pacientes y organizaba horarios, y quién les sustituía en en caso de baja laboral o durante las vacaciones, entre muchas otras cuestiones. Posteriormente, los inspectores se reunieron también con los responsables de la UTE para interrogarles sobre estos y otros puntos.

Tras analizar toda la información, los inspectores de la Seguridad Social han concluido que UTE Acerf ha cometido una “infracción tipificada y calificada como muy grave” según la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, ya que la empresa no había dado de alta a unos trabajadores cuyas labores, en realidad, corresponden a “empleados por cuenta ajena”. Acerf deberá regularizar la situación de sus empleados.

Un portavoz de la sociedad afirma que han presentado “alegaciones por vía administrativa” y que, en caso de no ser atendidas, la empresa ya tiene decidido “acudir a los tribunales y llevar el recurso hasta el final”.

La UTE Acerf está formada por las empresas Centros Cruz Navarro, Centro Médico Kirma, Centre Mèdic Les Moreres, Servimèdic Rehabilitación, Centre de Recuperació Funcional GRF, Meififonta, Trauma Salut, Fiscentre y Multitrauma Girona. El contrato que gestionan por el CatSalut, vigente hasta 2021, asciende a 889.840 euros anuales (sin IVA), cantidad que puede verse incrementada hasta en un 50% según los pliegos del concurso público, celebrado en 2012.