Colau declarará servicio esencial la educación para contratar maestros

Barcelona considerará fundamentales los servicios sociales para sortear la Ley Montoro

La alcaldesa, Ada Colau, durante el pleno.
La alcaldesa, Ada Colau, durante el pleno.Albert Garcia (EL PAÍS)

El gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, declarará servicios esenciales las guarderías y los servicios sociales con el objetivo de poder contratar a más trabajadores en el Ayuntamiento de Barcelona. Con esta medida, el consistorio sorteará la Ley Montoro, que no permite a las administraciones locales contratar nuevo personal, aunque tengan dinero. En el mandato pasado, el ex alcalde Xavier Trias declaró servicio esencial la Guardia Urbana o el cuerpo de Bomberos para poder hacer contrataciones.

Más información
Xavier Trias entierra el modelo de guarderías públicas en Barcelona
El 11% de los niños de Barcelona no pueden ir a actividades de ocio

"Hasta ahora se habían declarado servicios esenciales los Bomberos o la Guardia Urbana, pero no servicios públicos vinculados a los derechos sociales, como la educación o los servicios sociales. Será la clave para ampliar personal" en el Ayuntamiento, ha explicado la segunda teniente de alcalde, Laia Ortiz. Solo en servicios sociales serán una cuarentena, entre educadores y trabajadores sociales, piscólogos y administrativos. La responsable del área de Derechos Sociales ha explicado el recurso que empleará en breve el gobierno de Colau durante la presentación del plan de apertura de nuevas guarderías municipales.

Ortiz se ha comprometido a crear 10 nuevas guarderías (ahora hay 98, de las que 29 abrieron entre 2009 y 2012) y ampliar la de los Tres Tombs durante este mandato. Las aperturas sumarán 847 plazas a las 8.100 existentes, un 10% más. Las nuevas escuelas de 0-3 años requerirán una inversión de 20 millones de euros y un gasto ordinario de funcionamiento de casi seis millones. La teniente de alcalde ha celebrado la "ampliación y mejora" de una red que ha calificado de "patrimonio de la ciudad".

El comisionado de Educación, Miquel Àngel Essomba ha explicado que al decidir la ubicación de los nuevos centros se ha tenido en cuenta la disponibilidad de espacios y la demanda no atendida de cada zona. Ello explica que dos de los nuevos 10 centros se abrirán en el Eixample, donde el 66% de las familias que solicitan plaza pública se quedan sin ella, frente a la media del 43% de la ciudad. Las 10 nuevas guarderías serán la de la escuela Univers (Gràcia), Germanetes y Glòries (Eixample), Casernes de Sant Andreu y Congrés (Sant Andreu), Raval (Ciutat Vella), Badal (Sants-Montjuïc), Can Peguera y Trinitat Nova (Nou Barris) y Sant Martí (Sant Martí).

Algunas de estas nuevas escoles bressol se arrastran desde hace varios mandatos y las anuncian sucesivamente cada nuevo alcalde. En 2008, el alcalde del PSC Jordi Hereu presentó un plan de mandato que preveía superar las 100 guarderías, una cifra todavía no alcanzada. Y antes de terminar el mandato, en febrero del año pasado, el ex alcalde Xavier Trias ya citó las de Germanetes, Univers, Congrés y Glòries.

Essomba también ha aprovechado el inicio del proceso de inscripción para anunciar que se congelarán por cuarto año consecutivo los precios de las bressol de la ciudad. La escolarización cuesta 174,8 euros mensuales y el servicio de comedor 159,9; en total, 300,8 euros mensuales.

Recuperar la gestión pública de tres guarderías

El Instituto de Educación de Barcelona trabaja en los detalles jurídicos que permitirán recuperar la gestión pública de las tres guarderías que se abrieron en el mandato pasado y que son de gestión privada. Los centros son Caspolino, Patufets y Enxaneta y la idea del consistorio es que el curso que viene abran con la gestión recuperada. "El proyecto educativo no debe verse afectado y la idea es tener una única red de educación de 0 a 3 años con los mismos horarios y retribuciones", ha afirmado el comisionado de Educación, Miquel Àngel Essomba. La cuestión de los horarios se refiere a que las guarderías privatizadas abren todo el mes de septiembre y julio; mientras que las públicas abren el 15 de septiembre y cierran el 15 de julio. Lo que no ha revelado es si habrá que prescindir de personal o qué fórmula jurídica se aplicará para subrogar al personal.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS