Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat debe casi 200 millones a las farmacias

El CatSalut vuelve a incumplir el pago de las facturas, correspondiente a los medicamentos dispensados en febrero

Imagen de archivo de una farmacia en el centro de Barcelona.
Imagen de archivo de una farmacia en el centro de Barcelona. EFE

La pugna que arrastran los farmacéuticos catalanes con la Generalitat desde 2011 por los recurrentes impagos de facturas que acumula la Administración se enquista mes a mes. Las farmacias denunciaron ayer otro retraso del Ejecutivo catalán en los pagos de las facturas de los medicamentos dispensados en febrero. La Generalitat adeuda a los boticarios 198 millones de euros.

Después de un cierre de año convulso (la deuda alcanzó los 330 millones y ni la partida extraordinaria que llegó del Fondo de Liquidez Autonómico —FLA— consiguió saldarla), los farmacéuticos han vuelto a reprochar al Ejecutivo catalán los retrasos en los pagos. La Generalitat debía haber pagado ayer 114,7 millones procedentes de la factura de febrero. Al no abonarlos, este montante se suma a los otros 83,4 millones (correspondientes al 74% de la factura de enero) que ya adeudaba a las boticas desde el mes pasado.

Los farmacéuticos, que están cobrando a 81,9 días respecto a la fecha de facturación, exigieron ayer de nuevo “un calendario de pagos estable y presupuestado de acuerdo al gasto farmacéutico real”. Desde 2011, año en el que comenzaron los impagos, han tenido que cerrar una veintena de farmacias por no poder hacer frente a los retrasos.

Ante la situación de retrasos e impagos constantes, los boticarios cerraron filas el año pasado y reclamaron intereses por las demoras en los pagos. Unas 2.000 farmacias exigieron más de 22 millones de euros por los retrasos continuos en el abono de las facturas de medicamentos.

Desde el Departamento de Economía, por su parte, recordaron que el FLA es ahora el encargado de pagar directamente las facturas que les remite la Generalitat. Con todo, a una carta del Ministerio de Hacienda instando a la Generalitat a que modificase su plan de tesorería “inmediatamente” para acelerar el pago a proveedores en Cataluña, el Departamento recalcó que “está trabajando” para mejorar el abono de las facturas a sus suministradores.