Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE impulsa una comisión para investigar la gestión de Gallardón y Botella

“Queremos investigar los sobrecostes y el derroche de fondos públicos”, asegura la portavoz socialista, Purificación Causapié

Causapié (izquierda), en una reunión con Carmena el pasado mes de agosto.
Causapié (izquierda), en una reunión con Carmena el pasado mes de agosto.

El Ayuntamiento de Madrid creará la semana próxima una comisión de investigación para auditar la gestión de las empresas públicas municipales durante los mandatos como alcaldes de Alberto Ruiz-Gallardón (2003-2011) y Ana Botella (2011-2015). La iniciativa será impulsada por la líder municipal socialista, Purificación Causapié, con el respaldo de Ahora Madrid (en el gobierno). “Queremos investigar los sobrecostes y el derroche de fondos públicos”, asegura Causapié.

La comisión analizará “en especial” a Mercamadrid (en cuya gestión se produjeron presuntas irregularidades, como adelantó EL PAÍS), Madridec (que quebró a raíz de maniobras financieras poco afortunadas), la Empresa Municipal de la Vivienda (que malvendió 1.860 pisos públicos en 2013 para sortear su quiebra) y Madrid Calle 30 (investigada por la muerte accidental de dos trabajadores). El objetivo es detectar “aquellas operaciones que conllevaron sobrecostes o que pudieron ser lesivas para el Ayuntamiento y los intereses ciudadanos”. “No estamos dispuestos a que se extienda un manto de impunidad sobre los últimos años de gestión del Partido Popular”, explica Causapié, “sólo así podremos evitar cometer los mismos errores”. El PSOE aporta ejemplos que habría que investigar:

Mercamadrid.El gobierno municipal elevó a la fiscalía un informe que apunta un presunto delito de malversación en la época de Botella, relacionado con una adjudicación de suelo a una empresa que, en vez de pagar por la parcela, percibe del Ayuntamiento una renta mensual de 41.500 euros.

Madridec. Esta empresa municipal compró un edificio en la calle de la Montera por 55 millones tras comprometerse con una firma (la misma implicada en el caso de Mercamadrid) a convertirlo en un hotel de cinco estrellas. Terminó por malvenderlo por 34 millones tras años de abandono. Madridec sufrió además los sobrecostes en la construcción de la Caja Mágica, y los proyectos fallidos del Centro Acuático y el Centro de Convenciones de la Castellana, que llevaron a su quiebra y disolución. Y perpetró la venta del edificio Apot, en el Campo de las Naciones, por 42,5 millones, comprometiéndose eso sí a quedarse allí de alquiler durante 10 años por un importe total al de la venta.

EMVS. La Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo vendió a un fondo de inversión 18 bloques con 1.860 pisos de protección oficial, ocupados por menores de 35 años con alquiler reducido. Lo hizo a un precio medio de 69.000 euros, con una rebaja de hasta el 20% sobre el precio de tasación, acuciada por un desequilibrio económico y una alta deuda que amenazaba su supervivencia.

Operación Púnica. No se trata sólo de “operaciones inmobiliarias ruinosas, obras inacabadas y venta de edificios municipales para financiar un Ayuntamiento intervenido por el Gobierno”, explica la moción que se aprobará la semana que viene. También hay “contrataciones que están siendo investigadas por haber sido realizadas con empresas vinculadas con la trama de corrupción destapada por la Operación Púnica”.

Además, Ahora Madrid instará la creación de otra comisión de investigación sobre la deuda municipal, con el apoyo del PSOE.

 

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram