Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobierno y Consell cruzan acusaciones por 1.500 millones

La Generalitat dijo que Montoro retiene los fondos por motivos "políticos"

Moragues replica que la reclamación revela "desconocimiento"

Ximo Puig, presidente de Generalitat valenciana, en la apertura de curso de la Universidad Miguel Hernández de Elche. Ampliar foto
Ximo Puig, presidente de Generalitat valenciana, en la apertura de curso de la Universidad Miguel Hernández de Elche.

La Generalitat valenciana y el Gobierno protagonizan un nuevo enfrentamiento, esta vez por 1.500 millones de euros del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). El Consell mantiene que el Ministerio de Hacienda retiene el dinero por motivos "políticos", incurre en una "clara deslealtad institucional" y lleva a la Administración valenciana a una "situación límite". El Ejecutivo replica que los fondos llegarán a su debido tiempo, que es el mes de noviembre, y que las críticas de la Generalitat revelan "desconocimiento" sobre el funcionamiento del FLA.

Vicent Soler, consejero de Hacienda y Modelo Económico, acusó el miércoles al ministerio que dirige Cristóbal Montoro de actuar "de manera totalmente arbitraria y con arreglo a principios políticos" con el Gobierno valenciano en la entrega del dinero. Ello, añadió, repercutía "en proveedores, farmacéuticos, empresas valencianas y en el conjunto de la ciudadanía". "No hay autonomía política si no hay autonomía financiera", dijo Soler.

Según el consejero, la comunidad autónoma "recibió hasta mayo más de 2.000 millones de euros del llamado FLA extraordinario, pero una vez pasadas las elecciones y a fecha de hoy seguimos esperando otros 1.500 millones de euros del FLA que tenían que haber llegado en julio y de los que no disponemos". Soler relacionó el desembolso de principios de año con el hecho de que en el Ministerio de Hacienda se consideraba que "el Gobierno que había aquí", del PP, "tenía  que ganar las elecciones" del 25 de mayo "porque eran del mismo partido" que el Ejecutivo central.

El delegado del Gobierno ha contestado este jueves a Soler afirmando que el planteamiento del consejero supone desconocer cómo funciona el FLA. Según Moragues, los 2.200 millones de euros que él mismo recibió (entonces el actual delegado del Gobierno era consejero de Hacienda) entre marzo, abril y mayo fueron fruto de un acuerdo extraordinario alcanzado en diciembre. Pero los pagos normales del FLA son entregados por el Ejecutivo en noviembre y así sucedió el año pasado.

Moragues ha afirmado que a final de septiembre la Intervención General de la Administración del Estado remite a la Unión Europea los datos del déficit para que validados por Eurostat. Una vez obtenido el visto bueno, el Ministerio de Hacienda debe todavía completar un proceso administrativo antes de librar los fondos. Moragues ha desvinculado los plazos del calendario político y del hecho de que en diciembre estén previstas elecciones generales.

El grupo socialista en las Cortes Valencianas ha registrado, por su parte, una pregunta parlamentaria dirigida al consejero de Hacienda para que "aclare y detalle" por qué el anterior Gobierno autonómico que presidía el PP "ejecutó en seis meses el 80% del presupuesto de 2015" y acumuló "impagos por valor de 4.100 millones de euros", ha indicado el portavoz socialista de Hacienda, José Muñoz.

La reunión entre Rajoy y Puig, un problema de agenda

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana ha salido al paso también este jueves de las críticas de la Generalitat por el hecho de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, todavía no haya recibido al jefe del Consell, Ximo Puig, tres meses después de su toma de posesión y sí tenga tiempo, en cambio, para participar en un acto del PP que tendrá lugar este fin de semana en Valencia. Según Moragues, el problema responde a que no han podido "cuadrar las agendas".

El delegado del Gobierno ha afirmado que la reunión, solicitada por Puig tras convertirse en presidente de la Generalitat, se producirá "en breves fechas". Y que Rajoy tiene una "especial sensibilidad" hacia la Comunidad Valenciana. "Hay que diferenciar lo que es la agenda del presidente del Gobierno de la de presidente nacional del Partido Popular", ha agregado Moragues.

Puig, que adelantó que aprovecharía el encuentro con Rajoy para solicitarle un cambio en el modelo de financiación que mejore los ingresos de la comunidad autónoma ha afirmado hoy en Alicante que con el sistema actual la Generalitat es "inviable".

El presidente valenciano ha dicho que no espera que Rajoy lo reciba este fin de semana aprovechando su viaje en Valencia. "No creo, va a una cosa de partido", "hace bastante tiempo que le importa mucho más su partido que España", ha mantenido.