La Generalitat recurrirá la sentencia que anula la adjudicación de ATLL

El Gobierno catalán confirma en su reunión semanal que acudirá al Tribunal Supremo

El Gobierno de Artur Mas ha decidido este martes interponer un recurso de casación en el Tribunal Supremo (TS) contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que anula el proceso de adjudicación de la empresa Aigües Ter-Llobregat (ATLL) impulsado por la Generalitat.

La vicepresidenta, Neus Munté, ha explicado en rueda de prensa tras la reunión del Gobierno que los servicios jurídicos de la administración catalana han estado estudiando la sentencia del TSJC del 23 de junio y deciden recurrir "para defender los intereses de la Generalitat".

El TSJC decidió anular todo el procedimiento llevado a cabo por la Generalitat en 2012 de adjudicación de la ATLL por considerar que se vulneraron "los principios de publicidad, concurrencia e igualdad" antes de que los grupos que pujaban por la concesión --uno liderado por Acciona y otro por Agbar-- presentasen sus ofertas.

El tribunal también falló en el mismo sentido sobre los recursos interpuestos por Acciona Agua y ATLL Concesionaria --conjuntamente--, por Aigües de Catalunya (BTG Pactual); y contra las tres sentencias cabe recurso ante el Tribunal Supremo.

"La decisión está tomada y estamos dentro del plazo" de presentación del recurso, ha recordado la consejera, que ha defendido la decisión de la Generalitat porque la considera necesaria.

Munté ha achacado al tripartito la "situación crítica de la agencia Catalana de Agua (ACA) tras una gestión pésima" que había dejado a la entidad muy endeudada, y ha afirmado que la operación se llevó a cabo para poder mantener el servicio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS