Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Rey Jaime I distinguen la lucha contra el cáncer y la contaminación

El jurado premia a siete expertos en investigación, economía y compromiso social

Peñuelas, galardonado en Medio Ambiente, pide un "un uso racional de los recursos"

En el centro, el presidente Alberto Fabra, con miembros del jurado de los premios Rey Jaime I.
En el centro, el presidente Alberto Fabra, con miembros del jurado de los premios Rey Jaime I.

Los Premios Rey Jaime I, instituidos en Valencia hace más de dos décadas, ha distinguido en la edición de 2015 a la Asociación Española contra el Cáncer por su compromiso social y los 62 años de lucha contra esta enfermedad. El científico Santiago Grisolía ha dado a conocer este mediodía en Valenciael nombre de los siete galardonados de este año -de un total de 300 candidaturas-.

El jurado, del que forman parte 21 premios Nobel, ha valorado también la contribución del doctor Luis Liz-Marzal, en Investigación Básica; Juan José Dolado, en Economía; Josep Brugada, en Medicina Clínica; Josep Peñuelas en Protección al Medio Ambiente; Pablo Artal, en Nuevas Tecnologías, y Oscar Landeta, en la categoría de Emprendedor. Es uno de los premios mejor dotados económicamente de España, con 100.000 euros a cada categoría.

El investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Josep Peñuelas Reixach, de 57 años, está reconocido internacionalmente porque ha puesto de manifiesto el efecto de la contaminación atmosférica y del cambio climático global sobre los ecosistemas y la biosfera, destacan los jurados. "Su trabajo ha demostrado que la presencia de diferentes concentraciones de carbono, oxígeno y otros compuestos en la atmósfera explica el desarrollo de especies terrestres distintas en diferentes lugares del planeta", reconocen los premios.

Peñuelas Reixach, tras saberse galardonado, ha instado a trabajar y actuar para mejorar la sostenibilidad y hacer "un uso más racional y eficiente de los recursos" con que cuenta nuestro planeta, teniendo en cuenta que son "escasos" y "limitados en algunos casos".

El profesor y doctor en Química por la Universidad de Santiago de Compostela Luis Manuel Liz-Marzán, ha recibido el premio de Investigación Básica por "su contribución a la ciencia de materiales, relacionando química y biología". Está considerado unos los líderes mundiales en la aplicación de química de nanomateriales. Ha diseñado aplicaciones relacionados con la detección ultrasensible y el diagnóstico precoz de enfermedades.

Juan José Dolado, de 59 años, le ha otorgado el galardón en la categoría de Economía por su contribución a estudiar las variables económicas en el tiempo y, especialmente, su aportación al análisis del mercado de trabajo. Su trabajo ha sido muy citado y se ha aplicado a propuestas de política económica en España y en el resto de Europa.Es catedrático de Economía en el European University Institute de Florencia y en la Carlos III de Madrid.Sus artículos se han publicado, entre otras cabeceras, en El País.

Para el premio de Medicina Clínica, el jurado ha valorado el trabajo del doctor Josep Brugada Terradellas, de 56 años y consultor del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico de Barcelona.  Ha sido destacado por la descripción de una de las causas de muerte súbita, una alteración de los canales iónicos del corazón que causa arritmias y tiene base genética."Es uno de los primeros casos en que se ha descrito una mutación genética que causa una enfermedad que puede ser mortal", ha subrayado el jurado.

Pablo Artal Soriano, catedrático de la Universidad de Murcia especializado en óptica, de 53 años, ha recibido el galardón dedicado a Nuevas Tecnologías porque su laboratorio es referencia mundial en tecnologías ópticas. Se ha centrado en el estudio de la óptica del ojo y la retina para mejorar la visión de los pacientes y hacer aportaciones a la biomedicina. Ha publicado más de 180 trabajos de investigación y es coinventor de más de 20 patentes internacionales.

Óscar Landeta Elorz, fundador y director de una empresa de biotecnología dedicada a productos de diagnóstico in vitro con aplicaciones humanas, veterinarias y agroalimentarias que permiten la detección de enfermedades sin necesidad de instalaciones o equipos de ensayo. La fundación ha destacado por su test diagnóstico innovador asequible para los pacientes. "Tiene el mérito de desarrollar todo el ciclo completo, desde la I+D hasta su comercialización en mercados internacionales", subrayan. 

El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, -institución que financia la nueva categoría dedicada al Compromiso Social- ha puesto estos premios de ejemplo de la unión de la "sociedad, las universidades, las empresas y el sector público". Los premios se entregarán en otoño bajo la presidencia de los Reyes.

Más información