Boi Ruiz: “Desconocía lo de Innova porque no es un proyecto sanitario”

El pleno monográfico sobre los casos de corrupción en la sanidad será en dos semanas

El consejero de Salud, Boi Ruiz, en el Parlament.
El consejero de Salud, Boi Ruiz, en el Parlament.Albert Garcia

El consejero de Salud, Boi Ruiz, ha vuelto a desvincularse esta mañana del caso Innova, el macroproceso judicial sobre presuntas ilegalidades cometidas por altos cargos sanitarios, empresas y ayuntamientos de Tarragona. “Desconocía lo que pasaba en Innova porque eso no era un proyecto sanitario. Estamos hablando de unas irregularidades a todo un proceso de construcción del hospital Sant Joan de Reus. No tiene que ver con el trabajo sanitario realizado allí”, ha defendido el titular de Salud en una entrevista en Catalunya Ràdio.

El consejero también negó su vinculación con una de las piezas separadas que investiga posibles maniobras para alterar el concurso público de transporte sanitario -el más grande de la legislatura dotado de 2.000 millones de euros-. Según las investigaciones, Ruiz podría haber estado actuando de “mediador” en operaciones de compra relacionadas con las empresas licitadoras. “Hemos hecho un proceso normal de licitación. Yo he hablado con esta empresa como he hablado con otras muchas porque es nuestro trabajo como gobierno hablar con todos los agentes”, ha justificado.

Ruiz ha aprovechado también para excusar la actitud de Josep Prat, exdirector de Innova (el holding de empresas municipales de Reus en torno al que gira el macroproceso) y del Instituto Catalán de la Salud (ICS), cuando fue imputado en la causa principal. Prat, que entró al departamento de Salud como director del ICS de la mano de Boi Ruiz, está acusado de pagar entre 2007 y 2011 más de 720.000 a Carles Manté (exdirector del Servicio Catalán de la Salud) por trabajos de consultoría que supuestamente nunca se hicieron. “A su favor tengo que decir que cuando saltó el caso Innova, Prat dejó el ICS”, ha asegurado.

El consejero también ha puesto fecha al pleno monográfico de Salud que ha pedido la oposición en el Parlament en reiteradas ocasiones y que el presidente Artur Mas aceptó hace una semana. Previsiblemente, los diputados se reunirán en la Cámara en dos semanas para discutir la situación de la sanidad catalana y los casos de corrupción que rodean al sistema. “El pleno servirá para intentar o evitar la idea de que aquí se está juzgando al gobierno, como ocurrió en la comisión de investigación de 2013”, ha apuntado Ruiz. La convocatoria del pleno ya sirvió a Mas hace unos días para defenderse de los ataques de la oposición por el caso Innova.“Hagamos el pleno extraordinario y dediquemos un rato a este caso concreto. El Govern no tiene nada que esconder. Y todo el mundo dará las explicaciones que deba dar. Hablemos a fondo, no tenemos ningún problema”, retó el presidente hace un par de semanas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Jessica Mouzo

Jessica Mouzo es redactora de sanidad en EL PAÍS. Es licenciada en Periodismo por la Universidade de Santiago de Compostela y Máster de Periodismo BCN-NY de la Universitat de Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS