Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lugo retira títulos honoríficos a Franco con la oposición del PP

El alcalde socialista ensalza la figura de Manuel Fraga como padre de la Constitución: "Fue uno de los padres que me dio la libertad"

El dictador Francisco Franco dejará de ser alcalde honorario perpetuo de la ciudad de Lugo 61 años después de su nombramiento y con el voto en contra del grupo municipal del Partido Popular. En un pleno celebrado hoy y en el que el alcalde de Lugo, el socialista Xosé López Orozco, llegó a reivindicar la figura de Manuel Fraga -lo que soliviantó a la concejala y portavoz nacionalista Paz Abraira-, el voto de calidad del regidor sirvió para que se le retiraran esos honores a Franco, tanto la declaración de alcalde honorario en 1939 y 1942 como la de alcalde honorario perpetuo en 1954. Fue la ausencia de la concejala del BNG Cristina Ferreiro por una lesión la que hizo necesario el voto de calidad de Orozco para que la propuesta saliera adelante. El PP matizó más tarde que su voto en contra iba únicamente contra la ratirada de la medalla de oro de la ciudad al que fue gobernador civil durante la dictadura Antonio Pedrosa Latas.

El pleno acordó también la supresión de las medallas de oro a otras personas vinculadas a la dictadura, también con el rechazo de los 12 concejales populares, y el cambio de nombre en siete calles de la ciudad, que pasarán a estar dedicadas a personalidades como los galleguistas Avelino Pousa Antelo e Isaac Díaz Pardo y al expresidente del Gobierno Adolfo Suárez.

El pleno, último de la legislatura, se volvió bronco cuando Abraira acusó a Orozco de “cobarde” por haber intentado colar en el callejero a un “ministro franquista, que firmó sentencias de muerte”, en referencia a la propuesta, finalmente retirada, para bautizar alguna vía con el nombre de Manuel Fraga. En su réplica, el alcalde socialista no dudó en reivindicar al expresidente de la Xunta de Galicia: “Uno de los padres que me dio libertad, derecho al voto, derecho a la libre expresión, derecho a la libre reunión y que le dio a este país la posibilidad de vivir en la autonomía de Galicia fue el presidente Fraga, que fue elegido por el conjunto de los gallegos en cuatro ocasiones en mayoría absoluta. Nunca le voté, pero creo que las personas tienen derecho a cambiar y a trabajar a favor de la democracia”.

El regidor subrayó que no todo el grupo socialista está de acuerdo con la propuesta de darle una calle a Manuel Fraga, una discrepancia que puso de manifiesto la concejala de Cultura, Carmen Basadre. “Tenemos una libertad democrática para debatir dentro del grupo; sobre Fraga cada uno tiene su opinión y no estamos todos de acuerdo en relación a la propuesta de esta calle”, señalaba la edil.

El popular Jaime Castiñeira alegó que el PP “representa al 44% de los lucenses, bastante más que el BNG y el partido socialista”. Castiñeira reprendió a Orozco por haber sugerido que Manuel Fraga no tiene calle “por no tener un sitio adecuado”. El popular pidió que “no” se haga “revisionismo” de la historia y apeló a que muchos vecinos les puede incomodar que se retiren algunos nombres, aquellos que sí cumplen con la Ley de la Memoria Histórica. “Los vecinos están habituados a que se les llame así a sus calles, conocen la calle así y lo único es meterles en gastos innecesarios. Yo no me opongo, todo lo contrario, a que cualquier persona de Lugo o de donde sea que hiciera algo por Lugo se le ponga el nombre de una calle”, remachaba.

El de hoy fue en Lugo el pleno de las despedidas para quienes no forman parte de las candidaturas de las elecciones del 24 de mayo o no tienen opciones de hacerse con un escaño. Es el caso de José Ramón Gómez Besteiro, que se dedicará a la secretaría general del PSdeG; o de la portavoz nacionalista Paz Abraira, que abandona la primera línea política para dedicarse a un negocio de repostería familiar en Meira. También ha sido el adiós para el teniente de alcalde Luís Álvarez, para la concejala de Economía, Sonia Méndez ,y para el concejal del Partido Popular Arcadio Silvosa, que cierra la lista popular.