Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sindicatos piden personarse en la causa judicial del ‘caso Cabieces’

ELA no figura en la lista de solicitantes, que basan su solicitud ante el juzgado en la liquidación de las cajas vascas

Los sindicatos LAB, ESK, Steilas, ENHE e HIRU, junto a la Plataforma de Pensionistas y la organización de consumidores EKA, han solicitado este martes en el juzgado de Bilbao personarse en la causa de las supuestas irregularidades cometidas en Kutxabank con la contratación del ex delegado del Gobierno Mikel Cabieces.

El juzgado de Instrucción número 4 de Bilbao investiga los pagos de 243.000 euros en tres años de Kutxabank a Cabieces cuando dejó de ser delegado del Gobierno en el País Vasco.

En esta causa están imputados por los presuntos delitos de apropiación indebida, administración desleal y falsedad documental el propio Caibeces, el anterior presidente del banco, Mario Fernández, y el abogado Rafael Alcorta, a través de cuyo despacho se contrató a Cabieces.

Mario Fernández declaró que en 2012 "un líder del PP" le pidió que buscara una "salida profesional" al ex delegado del Gobierno y que para ello se firmó un contrato con un bufete de abogados, y justificó su actuación en base a una "ley no escrita" para atender a personas vinculadas con la lucha contra ETA tras abandonar sus cargos.

Las centrales atribuyen responsabilidades políticas a PNV, PSE y PP

Al explicar su solicitud de personación en la causa, los sindicatos no se han referido en ningún momento a estos hechos y se han centrado en criticar la "liquidación" de las cajas vascas con la creación de Kutxabank y la hipotética privatización futura del banco vasco. Para estas centrales, entre las que no está ELA, el sindicato mayoritario que es aliado habitual de ellas, los "responsables políticos directos" del "fraude" en las cajas vascas son el PNV, PSE y PP.

Entre los elementos que incluyen en este "fraude" está la compra por BBK de la intervenida Caja Sur, la venta de activos inmobiliarios a "fondos buitre" o el contrato "escandaloso" (800.000 euros anuales) del presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia.

"Exigimos que se dé marcha atrás a la liquidación de las cajas vascas -ya convertidas en fundaciones bancarias- y a la privatización de Kutxabank, reforzando su carácter público y social para cortar de raíz estas actuaciones contrarias a los intereses de los trabajadores, ahorradores y la sociedad en general", han dicho los sindicatos.