Jordi Pujol Ferrusola: “Artur Mas y yo somos muy amigos”

Asegura que no cobró comisiones "para no reventar" el legado de su padre

Foto: atlas | Vídeo: VIDEO: ATLAS

Jordi Pujol Ferrusola, el mayor de los hijos del expresidente de la Generalitat, sí respondió a todas las preguntas, al contrario de lo que hicieron sus padres. Su comparecencia ante la comisión de la Cámara catalana duró cuatro horas y media y se extendió en toda clase de detalles. En su caso no hizo falta que el abogado de la familia, el penalista Cristóbal Martell, le hiciera gestos simulando una tijera con los dedos para que cortase su intervención.

Más información
Pujol niega el cobro de comisiones y que su fortuna venga de la corrupción
Pujol Ferrusola, de conseguidor a gestor de la herencia familiar
Imputado Jordi Pujol Ferrusola por la fortuna oculta del expresidente
Pujol hijo denuncia en Andorra la “persecución política” a su familia

Junior, que es así como se conoce también al hijo mayor, confesó su estrecha amistad con el presidente de la Generalitat. “Artur Mas es muy amigo mío, y yo con mis amigos no tengo por qué verlos cada día, cenar, esquiar o jugar a la ruleta”. Sus palabras cuestionaron el relato que el pasado 9 de febrero ofreció el presidente de la Generalitat, al desmarcarse del hijo mayor de los Pujol y asegurar que únicamente habían salido a cenar en una ocasión con las parejas. “Es una conexión muy íntima, intelectual y espiritual”, insistió en otro momento. Y remató: “ Sé que el día que lo necesite lo encontraré. Yo soy una persona independiente y de momento no me ha fallado nunca”.

Pujol Ferrusola insistió en que quería desmentir varios “mitos” que le han atribuido. Así, confesó que gestionó el legado familiar a partir de los años noventa por encargo de Joaquim Pujol Figa, ya fallecido, primo de Jordi Pujol y ex secretario general de la Presidencia de la Generalitat, pero declinó dar más detalles, porque el 25 de marzo ha de declarar como imputado en un juzgado de Barcelona por este motivo.

Al morir su abuelo, el expresidente de la Generalitat le dijo a sus dos hijos mayores de edad, Jordi y Marta, que existía este legado. “Nunca hemos pensado que viviríamos de esto”, precisó.

El primogénito del clan Pujol gestionó el legado familiar desde la década de 1990

Se definió como “un dinamizador económico” y negó que tuviera actitudes para mandar a los trabajadores o dirigir empresas. En sus negocios, detalló, “siempre voy a riesgo, nunca a comisión”. Por eso negó que sus empresas hubieran cobrado comisiones por trabajar para las Administraciones, “ni de CiU, ni del PSOE, ni de Iniciativa”. Si actuó así, precisó, fue porque “no tengo ningún derecho a reventar el legado de mi padre”.

También insistió en negar que tuviera dinero en paraísos fiscales. “Cuando uno va con los ahorros al banco no pregunta dónde ponen esos depósitos”, aseguró a modo de exculpación. Sí reconoció, por el contrario, que viajó a Andorra en tres veces con su exnovia María Victoria Álvarez —“solo una dormimos allí”, aclaró— pero negó que continuamente estuviera llevando dinero al país vecino, como declaró la mujer a la policía para abrir la causa que se sigue en la Audiencia Nacional.

A Pujol Ferrusola solo le faltó reprochar a los diputados que no se hubieran leído la declaración de 143 folios que prestó ante el juez Pablo Ruz, porque todo lo que estaba diciendo en la comisión ya lo hizo el pasado 15 de septiembre.

En varios momentos entró en el detalle, como cuando relató los vehículos que posee o sus ingresos oficiales. De 2004 a 2014 ha declarado ganancias por valor de 22,3 millones de euros y ha pagado 7,5 en impuestos, según las actas de Hacienda.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS