Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boi Ruiz fulmina la espera máxima de seis meses en 11 intervenciones

Salud mantiene el plazo en cataratas y prótesis, y se compromete a operar los casos de cáncer en 45 días

Boi Ruiz, consejero de Salud.
Boi Ruiz, consejero de Salud.

El Departamento de Salud ha eliminado el tiempo de espera máximo de seis meses garantizado por ley en 11 de las 14 intervenciones quirúrgicas monitorizadas por el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut). La orden que aprobó ayer el CatSalut para reestructurar los tiempos máximos de espera garantizados sólo mantiene dentro del plazo de medio año a las operaciones de cataratas y prótesis de rodilla y de cadera.

Los otros 11 procedimientos quirúrgicos, al igual que el resto de las operaciones programadas (no urgentes) que se realizan dentro del sistema sanitario público, no tendrán un tiempo de espera máximo garantizado por ley, sino de referencia en función “del criterio clínico”. Salud sostuvo ayer que se priorizarán según la decisión médica “con el objetivo de que ningún paciente espere más de un año” para ser intervenido. Así, en base a los criterios clínicos y sociales dirimidos por los facultativos, un paciente considerado “prioritario preferente” será operado en 90 días, un enfermo con “prioridad mediana” será intervenido en menos de 180 días y aquella persona que tengan “prioridad baja” se operará antes del año.

Con todo, pese a que 11 operaciones dejan de estar garantizadas por ley, el decreto que regula los tiempos de acceso al quirófano en determinados procediminetos contará con otras 24 intervenciones con límite de espera. La cirugía cardíaca valvular y coronaria tendrán un plazo máximo de tres meses, tal y como preveía el plan director que puso en marcha el consejero de Salud, Boi Ruiz, el pasado junio para reducir un 35% las listas de espera, que alcanzaban un retraso medio de cinco meses.

Además, las intervenciones oncológicas se tendrán que realizar en un plazo máximo de 45 días. Pese a que estas operaciones, por su carácter prioritario, ya no superaban —según los datos oficiales del pasado verano— el mes y medio de espera, Salud ha fijado que hasta 22 procedimientos de este tipo sean operados, por imperativo legal, en ese tiempo. Paradójicamente, el único caso de cáncer que, según los datos de Salud a junio de 2014, superaba los 45 días de espera, será una de las excepciones de esta normativa: la intervención por cáncer de próstata, junto con la de vejiga urinaria no infiltrante, elevará su plazo máximo a los 60 días.

Salud también aprobó ayer fijar tiempos de referencia en un máximo de 90 días —30 si es un caso prioritario— para pruebas diagnósticas y consultas de atención especializada. El departamento acordó además que el acceso a una consulta programada de atención primaria no se retrase más de 48 horas.