Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montoro: “Las deudas del Consorcio hay que pagarlas”

Hacienda refinanciará los costes de la Copa del América cuando mejore la economía

Fabra, Montoro y Barberá en el edificio Veles e Vents en la Marina Real.
Fabra, Montoro y Barberá en el edificio Veles e Vents en la Marina Real.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que ayer inició una visita de dos días a Valencia, fue tajante respecto a la posible condonación o perdón de los 400 millones de euros que el Consorcio Valencia 2007 adeuda fundamentalmente al Instituto de Crédito Oficial (ICO). “Las deudas hay que pagarlas”, recalcó el ministro en alusión a lo que costaron las obras para la Copa del América.

Montoro había recorrido antes la dársena del puerto de Valencia en compañía de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra y el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta. El ministro expresó su apoyo al proyecto de la dársena, cuyo mérito atribuyó exclusivamente a Barberá, si bien precisó que todo lo que el Ejecutivo español aportará al Consorcio en 2015 está ya en los Presupuestos Generales del Estado [aporta más de un tercio del presupuesto anual de la entidad]. El Estado y la Generalitat aportarán 1,5 millones de euros cada uno y el Consistorio, 600.000 euros.

De momento, no habrá más apoyo financiero al proyecto pero el Gobierno español estudia escenarios para reestructurar un pasivo tan elevado “y que es un obstáculo para que se promuevan inversiones privadas” en la dársena.

El titular de Hacienda no concretó a cuanto asciende el pasivo al día de hoy pero sí recordó que el gran acreedor del Consorcio, del que forman parte las tres administraciones públicas —local, autonómica y estatal— es el ICO, aunque también hay algunos acreedores privados. En todo caso, Cristóbal Montoro aventuró que la reestructuración de la deuda se acometerá conforme España mejore su capacidad de financiación y el modelo de explotación comercial de la Marina Real que plantea el Consistorio dé resultados.

Barberá no ocultó su preocupación por el futuro de la Marina Real. Culpó al anterior Gobierno del PSOE del parón de la dársena y valoró la cesión de los terrenos portuarios al Ayuntamiento al poco de llegar Mariano Rajoy a la Moncloa.

Montoro eludió pronunciarse sobre la reforma del modelo de financiación autonómica. “Mañana [por hoy] será el día para hacerlo”, comentó. El titular de Hacienda tiene previsto reunirse hoy con una representación de los empresarios valencianos, que han exigido al ministro más inversiones del Estado en territorio valenciano y un modelo de financiación autonómica más justo. Montoro ha hecho oídos sordos a ambas reivindicaciones. De hecho, ha retrasado su visita a Valencia y su entrevista con los empresarios al menos seis meses. Ayer justificó su demora en venir a la Comunidad en que se había centrado en una “intensa” acción de gobierno. “Si alguien ha visto que haya ido a muchos lugares antes que a Valencia, que lo diga”.