Una manifestación responderá al golpe judicial a los abogados de ETA

El PNV no impedirá que EH Bildu lleva la operación Mate al Parlamento

El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, en el centro, este martes en Bilbao junto a Txiki Muñoz y Ainhoa Etxaide.
El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, en el centro, este martes en Bilbao junto a Txiki Muñoz y Ainhoa Etxaide.LUIS TEJIDO (EFE)

Una semana después de secundar una manifestación en contra de la dispersión de los presos de ETA, la mayoría de las organizaciones políticas y sindicales respaldan para el 17 de enero la convocatoria de una marcha en San Sebastián, encaminada esta vez a denunciar el duro golpe judicial aplicado por la Guardia Civil el pasado lunes a abogados y apoyos de la banda terrorista. Unos treinta colectivos de inspiración abertzale, liderados por Sortu y los sindicatos mayoritarios ELA y LAB, justificaron esta movilización que se plantea en favor de los “derechos humanos, la paz y la resolución”. La manifestación partirá a las 17 horas desde el túnel del Antiguo. 

Mientras se sucedían en el resto de partidos las valoraciones antagónicas sobre el significado de su respuesta a la operación Mate, el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, asistía en la sede en Bilbao del sindicato LAB —registrada el lunes— a la convocatoria de la manifestación del próximo sábado mediante la lectura de un manifiesto sin que se permitieran preguntas. Los convocantes —que incluyen también desde Etxerat a la plataforma de apoyo a las selecciones vascas pasando por Lokarri— sostienen que se asiste a la agresión a “una nueva situación política y social en la que se están realizando importantes esfuerzos para impulsar y hacer realidad un escenario de paz, libertad y democracia en Euskadi”.

En el manifiesto hacen una lectura crítica del golpe policial “que hace retroceder en el tiempo” porque se detuvieron a personas “perfectamente localizables” en sus puestos de trabajo. Los convocantes consideran que en “la redada” se entreven “razones de índole política”.

Precisamente en la búsqueda de una respuesta política a la operación Mate, EH Bildu registró este martes una proposición no de ley para su debate urgente en la Diputación Permanente del Parlamento en el que se consiga un pronunciamiento “del enfado y la indignación de la ciudadanía y dejar claro que este pueblo no está dispuesto a tolerar más injusticias”, señala en su escrito.

De momento, la Junta de Portavoces decidirá este jueves si la petición dispone del carácter urgente que plantea la coalición soberanista y es ahí donde la posición del PNV es determinante. Los nacionalistas “no impedirán” que el tema vaya a la Diputación Permanente, según se supo este martes, aunque no adelantaron la postura que adoptarán luego sobre el texto que se plantee para su debate. EH Bildu consigue así el apoyo jeltzale como ya ocurrió con la denominada operación Jaque, originada también por la detención de abogados de presos de ETA. Entonces, el PNV tampoco impidió la convocatoria para facilitar el debate posterior, resuelto con la aprobación de una crítica hacia los arrestos.

A su vez, la coalición soberanista desveló este martes que el resto de los grupos se negó el lunes a consensuar una declaración institucional del Parlamento contra la operación Mate. Ante este rechazo, EH Bildu ofreció sin éxito a la presidenta de la Cámara, Bakartxo Tejeria (PNV) que asumiera personalmente la declaración. Así se repetía una escena ya vivida la pasada semana cuando el grupo abertzale no aceptó el contenido de una declaración institucional aprobada por el resto de partidos contra los atentados islamistas en París y en el que se aludía al terrorismo sufrido durante años en Euskadi. Finalmente, Tejeria hizo un pronunciamiento particular.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS