Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Materno de A Coruña hace aguas

El centro funciona desde el invierno pasado sin que se arreglasen los desperfectos provocados por temporales

El ala derecha del hospital materno-infantil de A Coruña, el Teresa Herrera, hace aguas. Centro de referencia de la mayor parte de la población de la provincia coruñesa, el centro construido hace 63 años fue víctima del tren de temporales del pasado invierno. Pero los múltiples desperfectos que sufrió el tejado del edificio, que forma parte del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC), no fueron sin embargo reparados.

En esas condiciones ha estado funcionando el centro hasta ahora, cuando las lluvias intensas de este otoño no sólo han vuelto a inundar pasillos y habitaciones del hospital, sino que dificultan, y mucho, las obras que se necesitan para solucionar de manera definitiva el problema.

El edificio del hospital Teresa Herrera de A Coruña, que data del año 1951, está invadido por cubos para recoger el agua. Las filtraciones y goteras se han adueñado de varias plantas. Es la quinta, de un total de siete, la más afectada. Esta zona alberga la unidad de otorrinolaringología, donde tres habitaciones fueron incluso desalojadas. Un falso techo se ha llegado a desplomar en una de las salas del hospital, sin causar más daños que materiales.

La dirección de este hospital público responsabiliza de la demora en acometer los arreglos a la compañía de seguros, por un desacuerdo en la evaluación de los daños causados por los temporales. Las obras necesarias, presupuestadas en un total de 160.000 euros, acaban al fin de contratarse por la vía de urgencia pero, debido al mal tiempo propio de esta estación, las actuaciones se limitan de momento a intentar sellar desde el interior las fugas de la cubierta, que requiere una reforma completa pero imposible de acometer antes de la primavera.

La junta de personal del complejo hospitalario de A Coruña denunció este deterioro, un problema que se hubiera podido evitar si se hubieran llevado a cabo los arreglos cuando se debía, aunque fuese el Sergas el que adelantase el dinero para luego pasarle la factura al seguro.